Ciencia y tecnología

Nave japonesa dispara contra un asteroide para obtener muestras

En las próximas semanas, la sonda realizará una investigación al interior del cráter para recoger materiales de su superficie y otros que quedaron esparcidos tras los disparos

Teorema Ambiental/Redacción

La sonda japonesa Hayabusa2 completó este jueves una operación que busca abrir un cráter en un asteroide para recoger muestras de su superficie y analizar su composición. Estudiar estos minerales podría aportar nuevos indicios sobre la formación del universo.

La misión espacial nipona condujo a primera hora de este viernes su “operación de impacto” en el asteroide Ryugu. Disparó proyectiles desde un brazo articulado que se separó de la aeronave y calificó como exitosa la operación; asimismo, destacó que es la primera vez en la historia de la humanidad que se abre artificialmente un cráter en un asteroide.

El acontecimiento fue anunciado por la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), en una conferencia, en la que también explicaron el procedimiento para impactar el cuerpo celeste:

“Hayabusa2 descendió desde la órbita en la que se sitúa en torno a Ryugu, después de aproximarse al asteroide el pasado 22 de febrero, tocar tierra brevemente y probar su sistema de disparo de proyectiles de tantalio contra la superficie”, señaló la agencia.

En las próximas semanas, la sonda realizará una investigación al interior del cráter para recoger materiales de su superficie y otros que quedaron esparcidos tras los disparos.

Ryugu se sitúa a 340 millones de kilómetros de la Tierra, y se cree que su superficie alberga restos de carbón y agua formados durante el nacimiento del sistema solar, hace aproximadamente cuatro mil 600 millones de años. Los datos de su interior ayudarían a entender los procesos de formación de los planetas y el origen de la vida.

Hayabusa2 recorrió tres mil 200 millones de kilómetros alrededor del Sol en una órbita elíptica durante más de tres años, y alcanzó el asteroide en junio pasado. En ese momento descargó tres pequeños vehículos para explorar el asteroide para recolectar muestras adicionales, y tiene previsto intentar nuevos aterrizajes antes de emprender su viaje de regreso a la Tierra, donde se estimará que arribe a finales de 2020.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO