Ciencia y tecnología

Mangos y plátanos tienen propiedades contra el cáncer de colon: IPN

El investigador del Ceprobi, Luis Arturo Bello Pérez, asegura que el almidón resistente (AR) obtenido de estas frutas tiene propiedades anticancerígenas

Teorema Ambiental/Redacción

Al estudiar las propiedades del almidón resistente (AR) de fuentes no convencionales, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) descubrieron que los mangos y plátanos verdes son fuentes importantes de fibra dietética, directamente relacionados con la prevención del cáncer de colon, un padecimiento que causa alrededor de 15 mil casos al año en México, y provoca unas seis mil 500 muertes.

La investigación se realiza en el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi), dirigida por el doctor Luis Arturo Bello Pérez, jefe de Laboratorio de Análisis Estructural de Macromoléculas del centro.

El almidón es el principal polisacárido (hidrato de carbono complejo), que cuando se encuentra completamente desorganizado por la cocción, se hidroliza por las enzimas digestivas hasta convertirse en glucosa, lo cual incrementa el contenido de este carbohidrato en la sangre.

Existe una gran variedad de cereales (maíz, trigo, arroz y algunas raíces y tubérculos, como papa, yuca, camote y malanga), de las cuales se extraen los almidones utilizados en la industria alimentaria.

“En este centro de investigación se obtuvo esta macromolécula, a partir de mango y plátano en estado de maduración incipiente, que contiene una mayor cantidad de almidón resistente”, explicó.

“En esta fase, el almidón ayuda a regular el colesterol en sangre y como aporte de calorías necesarias para diabéticos sin exceder la glucemia, pero principalmente como protector de las células que recubren el colon, ya que al llegar directamente al intestino grueso, como un subproducto de la digestión, es fermentado por la microbiota que produce butirato, un ácido graso de cadena corta (AGCC), asociado directamente con el cuidado del colon”, apuntó.

El butirato posee propiedades antiinflamatorias y proporciona energía suficiente para las células que revisten el colon, así que a mayor presencia de este ácido graso, existe un mejor efecto protector, particularmente en los procesos de inflamación de este órgano, agregó el investigador.

Destacó la importancia del mango y el plátano verde como fuente de producción de almidones y fibra dietética, por lo que consideró necesario evaluar sus métodos de procesamiento, almacenamiento y producción, que permitiría obtener productos finales de mayor calidad tanto a nivel sensorial, nutricional y funcional.

El postdoctor del Instituto Nacional de la Investigación Agronómica (INRA) de Francia, Luis Arturo Bello Pérez, también ha desarrollado diversos proyectos para la investigación en polisacáridos de interés industrial y alimentario, espagueti sin gluten con alto contenido de carbohidratos indigestibles, caracterización del grano de arroz Morelos para obtener su denominación de origen y modificación química del almidón de cebada, entre otros.

Derivado del resultado de sus investigaciones Bello Pérez ha propuesto otorgar la calidad de nutracéutico (productos provenientes de alimentos con características nutricionales y funcionales positivas para el organismo) al almidón resistente, porque su consumo produce efectos benéficos sobre la salud, además de que puede ser de gran ayuda en la prevención de la obesidad y el sobrepeso, que son el origen de grandes problemas de salud mundial como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO