Ciencia y tecnología

Letalidad por COVID-19 es mayor en indígenas: UNAM

El estudio señala que de las personas indígenas contagiadas han fallecido 18.8 por ciento, frente a 11 por ciento de la población general que pierde la vida tras infectarse

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 25 de junio de 2020.— El COVID-19 ha mostrado más letalidad entre la población indígena que entre el resto de la población, informó el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM en un reporte publicado en el “Boletín sobre COVID-19. Salud pública y epidemiología”, de la Facultad de Medicina.

El estudio señala que de las personas indígenas contagiadas han fallecido 18.8 por ciento, frente a 11 por ciento de la población general que pierde la vida tras infectarse.

En el caso más extremo está Quintana Roo, con una letalidad de 36.4 por ciento, que triplica la media nacional, donde muere uno de cada tres indígenas que se contagia.

El estudio fue realizado con las cifras oficiales sobre la epidemia en México que ofrece la Secretaría de Salud. Con ella, los investigadores Abril Muñoz Torres y Carlos Magis Rodríguez, de la UNAM, y Enrique Bravo García, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), señalan que hasta el 20 de junio, 1.1 por ciento de los casos confirmados ocurrieron en población indígena y afectaron a dos mil cuatro personas.

De acuerdo con el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural, 214 grupos de población indígena y negra de 12 países de Latinoamérica han contraído el virus SARS-Cov-2 y la expectativa es que aumenten los casos en la región por ser un sector vulnerable de la población.

Por su parte, Nemesio Rodríguez, investigador de la sede Oaxaca del programa, quien participa en la realización de un mapa de los pueblos indígenas y negros de América Latina impactados por COVID-19, explicó que con base en esta información, a finales de mayo eran 148 grupos de diez países los afectados por el coronavirus, pero en los siguientes 15 días se sumaron otros 66, para un total de 214 casos en América Latina.

Además, en 47 de esos grupos se reporta que el contagio continúa propagándose.

“Decidimos hacer un mapa de cómo se iba dando esta expansión y darle un tratamiento diferente al de los ministerios de Salud de América Latina, porque uno de los faltantes es precisamente esta variación étnica”, explicó el especialista.

Y agregó: “Estos grupos son más vulnerables por el abandono que sufren del Estado y porque los servicios que reciben en general son de última categoría: no cuentan con agua o tienen dificultades para acceder a ella. En los centros de salud no hay insumos ni la infraestructura requerida. Si no cuentan con elementos suficientes para atender los problemas normales, mucho menos en una estructura de pandemia”, finalizó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO