Ciencia y tecnología

Investigadores del INAH detectan colmillos de mastodonte en Puebla

El animal podría ser un pariente del mamut del género Proboscídeos

Teorema Ambiental/Redacción

San José Buenavista, Puebla, 17 de octubre de 2019.— Una familia excavó para construir un horno de cal en el pueblo de San José Buenavista, Puebla, y se llevó la sorpresa de descubrir los huesos y un par de colmillos de un mastodonte de más de diez mil años de antigüedad.

Los colmillos miden casi 2.5 metros de longitud y también se identificaron huesos de diferentes partes de su esqueleto y cráneo, por parte de la familia Honorato, que reportó el hallazgo al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el pasado 17 de septiembre.

Al lugar acudieron paleontólogos para determinar la autenticidad de los restos óseos. Posteriormente decidieron acordonar la zona para extraer todas las piezas para su estudio, en un área de 20 metros cuadrados en donde suponen que se encuentra el resto del esqueleto del animal que podría pertenecer al género Proboscídeos pariente de los mamuts.

Los expertos creen que el cráneo del mastodonte está recostado sobre uno de sus colmillos o bien, que el animal estuviera partido en dos por el movimiento de la tierra en el tiempo, incluso podría tratarse de dos animales de la misma especie.

El paleontólogo Iván Alarcón Durán, del INAH, dijo que desde que arribaron al lugar se tiene descubierta la mandíbula y una defensa (colmillo).

“Actualmente se tiene ya descubierto una defensa más y varios huesos que probablemente estén asociados al proboscídeo, preliminarmente, con las características del molar que se logran observar en la mandíbula, coinciden con un mastodonte, lo que refiere a la especie de mamut americano, es parecido al mamut pero más pequeño, pero las defensas son diferentes”, explicó.

Esta especie habitó la Tierra durante el Pleistoceno tardío, por lo que de confirmarse sería un gran hallazgo, debido a que sería el segundo en la región.

Sergio Juárez Cruz, investigador arqueólogo del INAH indicó que: “podemos ir en la marcha, sin embargo podemos tener más hallazgos, complicaciones o pueda ser rápido no lo sabemos” y agregó que en caso de que la autoridad local o la población reclamen las piezas estas se entregarían para ser exhibidas a los visitantes en lugares especiales para evitar su deterioro.

De lo contrario, quedarían a resguardo en la Colección Científica, para su resguardo y estudio, donde las piezas van identificadas con nombre, número y orden sistemático.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO