Ciencia y tecnología

INIFAP crea tecnología para evitar migración de abejas

La alimentación complementaria mitiga el problema, debido a que mantiene la población de colonias de abejas hasta el nuevo ciclo de floración

Teorema Ambiental/Redacción

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) ha creado una serie de tecnologías para la elaboración de alimentos que sirven de sustitutos naturales para las abejas durante los periodos de sequía en los que no hay flores para alimentarse y están provocando su migración en la zona sur-sureste del país.

Estos aparatos se encuentran al interior de las zonas productivas apícolas de la región, considerada el principal centro de producción de miel y apicultura del país.

Los especialistas de este centro asignados en Campeche indicaron que la sustitución de alimento puede ser con sustancias energética o proteínica.

Con esta tecnología desarrollada en el Campo Experimental Edzná del INIFAP, en San Francisco, Campeche, se evita el despoblamiento y migración de abejas y beneficia a pequeños productores ya que su implementación es económica y sencilla, ya que utiliza materiales disponibles en cualquier tienda de materias primas o mercado.

Este proyecto ayudará a mitigar un problema que se presenta cada vez con más frecuencia entre los meses de julio a septiembre, en plena temporada de floración en el sur-sureste del país, como las abejas deben migrar para encontrar alimento, en la temporada no se produce la suficiente miel ya que en los panales disminuye la postura de la abeja reina, y se reduce la población de abejas por el agitamiento de néctar y polen.

Los especialistas del INIFAP precisaron que la alimentación complementaria mitiga el problema, debido a que mantiene la población de colonias de abejas hasta el nuevo ciclo de floración.

El alimento energético es una mezcla de azúcar con agua en partes iguales, parecida a un jarabe espeso, y se da un litro por colmena cada semana.

Mientras que para estimular la postura de la reina se prepara un jarabe ligero con el doble de agua y una parte de azúcar.

Para la alimentación proteica se elabora una pasta, semejante al mazapán, constituida por 125 gramos de polen como de levadura de cerveza, 650 gramos de azúcar y 100 gramos miel, lo que produce aproximadamente un kilogramo de mezcla, de la cual se proporcionan 200 gramos por colmena a la semana.

Este sustituto de polen también se puede realizar con 225 gramos de calabaza criolla madura, 600 gramos de azúcar, 100 gramos de miel y 75 gramos de levadura de cerveza.

Los ingredientes se unen hasta formar un kilo de pasta, de la cual se suministra entre 150 y 200 gramos a la semana por colmena.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO