Ciencia y tecnología

Ingeniero mexicano diseña pavimento que se autorrepara con agua

A partir de llantas usadas, generó una base de goma que funciona como suelo y puede cerrar las grietas que van surgiendo sobre su superficie

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 19 de octubre de 2019.— Israel Antonio Briseño, ingeniero civil egresado de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), desarrolló una especie de pavimento que es capaz de expandirse con agua y cerrar grietas o baches por sí solo.

Este nuevo componente está creado a partir de llantas de vehículos, con las cuales creó una base de goma que funciona como suelo y puede cerrar las grietas que van surgiendo sobre su superficie. Con su invento ganó el primer lugar del concurso James Dyson-México, enfocado en estimular la creación de nuevos diseños.

“El proyecto está inspirado en darle solución al daño que produce la lluvia en el pavimento. Así, cuando el agua hace contacto con el pavimento, se crea una reacción química y se da automantenimiento”, señaló la fundación británica al justificar la elección del invento de Briseño.

El prototipo fue bautizado como Paflec (Pavimento de Goma Autorregenerativo) y ya ha sido probado en laboratorio, donde ha mostrado una gran eficacia para autocerrar grietas. Sin embargo faltan algunos procedimientos para que pueda utilizarse en vías públicas.

“Esta invención es la reformulación de mi proyecto original, ya que primero consideré el asfalto y otros aditivos, pero cuando observé la posibilidad de usar neumáticos de goma que contaminan nuestras ciudades, decidí mejorar mi proyecto”, explicó Briseño.

Agregó que aun cuando ya existen algunos pavimentos que se regeneran, el suyo es diferente porque “ninguno usa agua como medio de regeneración y mucho menos de neumáticos, mientras que en México el 80 por ciento del pavimento es asfalto y el 20 por ciento de concreto hidráulico continúa con esta monotonía de poco uso”.

El siguiente paso es certificar su invento ante el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación, así como llevar una hoja técnica de su prototipo a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) para que ellos determinen en qué podría usarse su invento.

Como ganador de James Dyson-México, Israel Antonio Briseño podrá acudir a una contienda a la final internacional del premio y, en caso de resultar vencedor, podría recibir hasta 780 mil pesos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO