Ciencia y tecnología

Hospital UNAM-Banfield da recorrido a nuevos alumnos de veterinaria

Durante su estancia en FMVZ-UNAM, los estudiantes habrán de realizar prácticas profesionales de dos semanas en cada uno de los distintos hospitales veterinarios

Teorema Ambiental/Redacción

Con una oferta de respaldo y apoyo permanente para su aprendizaje, su desarrollo profesional e incluso para una posible oferta laboral en el futuro inmediato, el Hospital Veterinario UNAM-Banfield dio la bienvenida a la generación 2020, de estudiantes de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (FMVZ-UNAM).

Mediante visitas guiadas a sus instalaciones, el Hospital Banfield, uno de los más reconocidos mundialmente para la atención de perros y gatos, mostró a los alumnos de nuevo ingreso tanto la oferta de atención al público usuario del hospital como las distintas áreas de enseñanza y prácticas profesionales que este nosocomio de pequeñas especies brinda a pasantes de esta carrera en la máxima casa de estudios y otras instituciones educativas.

Con 614 estudiantes que conforman la generación 2020, es de destacarse el “músculo femenino” que está mostrando la FMVZ-UNAM pues alrededor del 75 por ciento de su población la integran mujeres. Es decir, más de 450 mujeres conforman el universo total de estudiantes de medicina veterinaria en la UNAM para este año.

Durante su estancia en FMVZ-UNAM, los estudiantes realizan prácticas profesionales de dos semanas en cada uno de los distintos hospitales veterinarios de la universidad, mientras que el Hospital UNAM-Banfield es parte de esta red.

En coordinación con la MVZ Verónica Caballero Gutiérrez, jefa de la División de Estudios Profesionales de la FMVZ-UNAM, los jóvenes de nuevo ingreso acudieron a Banfield en ciclos de visitas perfectamente organizadas, lo cual les permitió conocer a detalle las áreas de espera para pacientes delimitadas entre gatos y perros; los consultorios para atención de las mascotas; las mesas de trabajo equipadas con todo lo necesario para los veterinarios; el quirófano del hospital que permite hasta dos operaciones simultáneas; las áreas de aislamiento y observación; la zona de análisis clínicos; las estancias de descanso para el personal, la sala de juntas, el área de farmacia y hasta las oficinas administrativas del Hospital UNAM-Banfield, cuya operación está garantizada 24/7 los 365 días del año.

“Para Banfield, como miembro de la familia MARS y como integrante de la máxima casa de estudios, nuestra meta no solo es la mera atención apasionada de las mascotas; en este caso perros y gatos, sino que uno de nuestros principales objetivos es la contribución al aprendizaje y formación de los mejores profesionales de la veterinaria en México.

“Es un gran compromiso coadyuvar con la formación académica de excelencia que brinda la UNAM y Banfield está obligado a mantener sus estándares de calidad de servicio al cliente y de apoyo a estudiantes, en los mismos niveles”, destacó el director administrativo del hospital, Adrián Rodríguez Granada-Madrid.

Dentro de la perspectiva laboral que Banfield brinda a estudiantes de la UNAM se encuentra una actualización continua y permanente de su profesión, instalaciones y equipos de vanguardia, diversas posibilidades de crecimiento y desarrollo; un ambiente laboral con diversas perspectivas y prestaciones laborales superiores a las del mercado, no por nada el Hospital Veterinario UNAM-Banfield, de Grupo MARS, ha sido distinguido en los últimos años dentro de la lista de Los Mejores Lugares para Trabajar en México.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO