Ciencia y tecnología

Existen gases refrigerantes de origen natural que no impactan al planeta

La empresa Embraco ha enfocado sus recursos en la investigación y desarrollo de compresores que ayudan a combatir el cambio climático

Teorema Ambiental/Redacción

Monterrey, NL, 25 de octubre de 2019.— Embraco es una empresa global que desarrolla soluciones innovadoras de refrigeración, pues utiliza gases naturales o ecológicos, como el R600a (isobutano) y el R290 (propano), y que tiene un impacto prácticamente nulo para el calentamiento global.

Esta migración inició desde finales de la década de 1980 cuando entró en vigor el Tratado de Montreal, prohibiendo los gases R12 y R22, pues se comprobó que eran altamente perjudiciales para la capa de ozono. Su objetivo era detener el daño que se estaba ocasionando a la capa de ozono cuando los gases eran liberados a la atmósfera y tenían un alto valor de destrucción del ozono.

El siguiente paso es transitar a estos gases naturales o ecológicos. Hoy en día hay gases que tienen un valor cero en la destrucción del ozono, sin embargo con un nivel alto de Potencial de Calentamiento Global (GWP), es decir, gases que tardan mucho tiempo en degradarse al ser liberados en gran cantidad a la atmósfera, motivo por el cual es necesario una nueva migración, ahora a gases con niveles bajos que ya no afectan el calentamiento global.

Por ello, la industria se ha enfocado en el uso de gases como estos pues tienen los niveles más bajos de GWP y además, con menor tiempo de degradación. Aunque estos son inflamables, cuando son utilizados con las herramientas y procedimientos adecuados, son la mejor alternativa al ser gases naturales.

Embraco además, en su planta de Apodaca fabricó el primer compresor R290 en 2017 y este año ya han producido las primeras corridas de compresores R600a.

Al respecto David Ramírez, ingeniero de Aplicaciones en Embraco, asegura: “Continuaremos desarrollando productos para refrigerantes naturales y sintéticos de bajo GWP para superar los estándares de eficiencia energética presentes y futuros, a fin de asegurar la competitividad de los productos de nuestros clientes y así satisfacer las expectativas del usuario final.”

Un ejemplo de estas soluciones es Plug n’ Cool, el cual cuenta con alta eficiencia energética orientada a aplicaciones verticales de supermercados, tanto para enfriados como para congelados. Es una solución compacta, de bajo costo de tiempo de instalación y mantenimiento, y funcional para pequeñas o medianas tiendas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO