Ciencia y tecnología

Encuentran deformaciones en la posición de la Vía Láctea

Científicos descubrieron que la fuerza de gravedad se debilita lejos de las regiones internas de nuestra galaxia, ocasionando que el disco estelar se deforme

Teorema Ambiental/Redacción

El disco de estrellas que conforma nuestra galaxia, la Vía Láctea, se está deformando, concluyó un grupo de astrónomos perteneciente al Observatorio Astronómico Nacional de la Academia de Ciencias de China (NAOC, por sus siglas en inglés).

Desde una gran distancia, la Vía Láctea se ve como un delgado disco de estrellas que orbitan una vez cada pocos cientos de millones de años alrededor de la zona central, donde cientos de miles de millones de estrellas, junto con una gran masa de materia oscura, proporcionan la cohesión que mantiene unido el conjunto.

Sin embargo, esta fuerza se debilita conforme las estrellas se alejan del centro. En el lejano disco exterior de la galaxia, los átomos de hidrógeno que forman la mayor parte del disco de gas ya no están confinados a un plano delgado, sino que le dan al disco una apariencia de “S” distorsionada.

“Es difícil determinar las distancias del Sol a partes del disco de gas exterior de la Vía Láctea sin tener una idea clara de cómo se ve ese disco”, dijo Chen Xiaodian, autor principal del artículo publicado este lunes en la revista Nature Astronomy.

via-lactea01

«Sin embargo, recientemente publicamos un nuevo catálogo de estrellas variables de comportamiento correcto conocidas como Cefeidas clásicas, para las cuales se pueden determinar distancias tan precisas del tres al cinco por ciento”, añadió.

Esa base de datos permitió desarrollar la primera imagen tridimensional precisa de la Vía Láctea en sus regiones más alejadas. Las Cefeidas clásicas son estrellas jóvenes que son de cuatro a 20 veces más masivas que nuestro Sol y hasta 100 mil veces más brillantes.

Estos astros viven rápido y mueren jóvenes, quemando su combustible nuclear en apenas unos pocos millones de años. Muestran pulsaciones de un día a otro, que se observan como cambios en su brillo.

Combinado con el brillo observado de una Cefeida, puede emplearse su periodo de pulsación para obtener una distancia altamente fiable. “Para nuestra sorpresa, encontramos que en 3D nuestra colección de mil 339 estrellas Cefeidas y el disco de gas de la Vía Láctea se siguen de cerca. Esto ofrece nuevas perspectivas sobre la formación de nuestra galaxia”, agregó Richard de Grijs, de la Universidad de Macquarie, en Sídney, Australia, y coautor principal del artículo.

“Quizás lo más importante, es que en las regiones externas de la Vía Láctea vimos que el disco estelar está deformado en un patrón espiral progresivamente retorcido”, añadió. “Combinando nuestros resultados con esas otras observaciones, llegamos a la conclusión de que el patrón en espiral deformado de la Vía Láctea es probablemente causado por ‘torques’ (fuerza forzada) por el disco interno masivo”, comentó el doctor Liu Chao, investigador principal y coautor del artículo.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO