Ciencia y tecnología

Diseñan robot que combate COVID-19 con luz ultravioleta

Avanza a una velocidad máxima de 1.5 metros por segundo y tiene la capacidad de esterilizar con una efectividad de 99.96 por ciento espacios cerrados como oficinas, industrias u hospitales

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 1 de julio de 2020.— Recientemente llegó a México el robot MTS UVC, el cual sirve para sanitizar espacios contaminados por el virus SARS-CoV-2 sin que haya riesgo para los seres humanos con base en la emisión de luz ultravioleta C.

Tiene un peso de 75 kilogramos, mide 90x60x150 centímetros, es decir, similar al de un carrito de supermercado. En su centro tiene una lámpara vertical que sobresale hasta un 1.5 metros y es la que emite la luz ultravioleta, capaz de desinfectar superficies a tres metros a la redonda.

Avanza a una velocidad máxima de 1.5 metros por segundo y tiene la capacidad de esterilizar con una efectividad de 99.96 por ciento espacios cerrados como oficinas, industrias u hospitales.

En México, es el primer robot colaborativo que tiene esta tecnología, de origen danés, cuyo software fue desarrollado hace poco más de un año en Barcelona, España, por la empresa MTS Tech.

“Cuenta con certificaciones del Hospital Clínico de Barcelona, uno de los hospitales más equipados del mundo, con mayor tecnología y que da mejor servicio a nivel mundial”, explicó Gabriel Isaías Urbina Sánchez, fundador y director general de NPI Molding Solutions, compañía responsable de traer este aparato a principios de junio.

La radiación UVC es de una longitud de onda de entre 100 y 280 nanómetros, invisible al ojo humano, capaz de atravesar las paredes celulares de bacterias, virus y hongos, para dañar su sistema reproductivo y posteriormente su neutralización.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Microbiología, “el tratamiento con matriz de UVC LED inactivó efectivamente la infección viral.

Los rayos UVC, no atraviesan superficies transparentes ni opacas y son dañinos para el ser humano; por este motivo, el robot debe echarse a andar en lugares donde no haya gente. Por lo que el software integrado permite programar trayectorias automatizadas de desinfección.

“Es un robot autónomo al 100 por ciento que no implica riesgos para los usuarios. Una vez que mapea el área a desinfectar, se le asignan las rutas y automáticamente hace todo el recorrido de limpieza. Cuando surge un objeto no mapeado en primera instancia, está preparado para esquivarlo”, explica.

El robot tiene un costo de 1 millón 650 mil pesos, y su lámpara tiene una vida útil de nueve mil horas, aunque se sugiere reemplazarlo cada siete mil horas de uso pues disminuye su efectividad.

Este aparato está recomendado para usarse en:

  • Transporte: metro, trenes, aviones, autocares, cruceros;
  • Industria: farmacéutica, química, alimentaria, automoción, packaging, electrónica;
  • Sanidad: hospitales, residencias, consultorios médicos, centros de día, y
  • Ocio: tiendas, supermercados, cines, centros comerciales, escuelas

También está pensado para que lo compre el gobierno, con el fin de desinfectar lugares donde es imposible guardar la distancia recomendable para evitar la transmisión del COVID-19, como vagones del metro o autobuses de transporte público, lo cual también disminuiría el tiempo dedicado a la limpieza: de 45 minutos, de manera manual y con líquidos desinfectantes, a 15 minutos, de forma automatizada.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO