Ciencia y tecnología

Dientes fósiles aclaran dudas sobre hielo

Las capas glaciales de la Antártica se formaron hace 30 millones de años.

El pasaje entre el Atlántico y el Pacífico en el extremo inferior del planeta se abrió hace 41 millones de años, de acuerdo con un estudio de dientes de antiguos peces.

La investigación —publicada en la revista Science— ubica la apertura del estrecho de Drake en una fecha dos veces más antigua de lo que se pensaba hasta ahora.

Geólogos estadounidenses creen que esa formación generó la corriente oceánica que se arremolina alrededor de la Antártica, y que ello provocó un dramático efecto de enfriamiento.

El continente pasó de ser un exuberante bosque a convertirse en el paisaje gélido que es hoy.

«Afirmamos que ahora tenemos una fecha de apertura del estrecho de Drake que es suficientemente antigua como para haber contribuido al enfriamiento global», explicó Ellen Eckels Martin, de la Universidad de Florida en Estados Unidos.

«Ilustra el hecho de que la circulación de los océanos puede jugar un papel muy importante en el cambio climático.»

Millones de años después, la corriente todavía desempeña un papel protagónico en el mantenimiento del frío antártico.

«Estamos recalentando el mundo a través de los gases invernadero y esto está llevando a la descomposición de la capa glacial de la Antártica Occidental, y la corriente fría alrededor de la Antártica probablemente esté ayudando a desacelerar ese proceso», afirmó Martin.

Mundo invernadero

El estrecho de Drake es llamado así en honor a Francis Drake, el capitán inglés que navegó alrededor del mundo en el siglo XVI.

Suramérica y la Antártica estuvieron unidos en el pasado

El traicionero pasaje de agua entre el extremo sur de Suramérica en el Cabo de Hornos y las Islas Shetland del Sur, en la Antártica, se formó cuando el «brazo» que unía a Suramérica y la Antártica desapareció.

El mundo era un lugar muy diferente en ese momento. Los niveles de dióxido de carbono eran tres o cuatro veces los actuales, y el clima era tan cálido que los caimanes tomaban el sol en el alto Ártico.

Pero hace alrededor de 30 millones de años, hubo un dramático cambio en el clima, de cálido invernadero a clima glacial.

El rápido enfriamiento pronto cubrió la Antártica y, a lo largo de varios millones de años, sus pinos fueron reemplazados por glaciares.

Hace ya un tiempo que los científicos vienen intentando descubrir las razones de este enfriamiento, y sospechaban que la formación del estrecho de Drake había cumplido un papel esencial en el proceso.

Los dientes de los peces son del tamaño de un grano de arena)

Pero hasta ahora, la fecha de esa apertura no había sido determinada con exactitud: las estimaciones ubicaban esa fecha entre los 15 y 49 millones de años de antigüedad.

El equipo de la Universidad de Florida produjo una fecha más precisa estudiando los dientes de peces recuperados de rocas que se encuentran a más de 300 metros de profundidad en el océano Atlántico.

Una sustancia química llamada neodimio se acumula en los dientes de los peces cuando se asientan sobre el fondo oceánico.

Fuente: BBC

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO