Ciencia y tecnología

Descubren un loro gigante prehistórico que pesaba 7 kilos

Un grupo de paleontólogos descubrió en Nueva Zelanda los restos de este psitácido que medía cerca de un metro y vivió hace 19 millones de años

Teorema Ambiental/Redacción

Un grupo de paleontólogos en Nueva Zelanda encontró los restos de un loro gigante que medía cerca de un metro de longitud, pesaba siete kilos y vivió hace 19 millones de años, aunque suponen que no era capaz de volar. Por estas dimensiones fue bautizado como “Hércules”.

Paul Scofield, curador jefe del Museo de Canterbury en aquel país aseguró que la reconstrucción partió de los huesos de una pata encontrados en 2008, pero que no fue tomado en cuenta hasta 11 años después, cuando el estudio de esta ave fue publicado en la revista Biology Letters de la Royal Society.

“La idea de que se tratara de un loro gigante no se nos había ocurrido. Pensábamos que era una especie de águila hasta que lo examinamos de nuevo”, señaló Scofield.

“Hércules, es el loro más grande conocido hasta el momento, con un pico capaz de abrir casi cualquier fruto o semilla y pudo haber comido algo más que lo habitual, incluso otros loros”, explicó Mike Archer, de Centro de Investigaciones de Paleontología de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

El pájaro era casi dos veces más grande que el kakapo, una especie en peligro de extinción que hasta ahora era el psitácido más grande conocido.

Los restos fueron descubiertos fosilizados cerca de Saint Bathans en el centro de la Isla Sur de Nueva Zelanda, una zona de excavaciones rica en fósiles del Mioceno, una era que remonta a entre cinco y 23 millones de años, característicos de una región famosa por dar refugio a aves no voladoras de grandes dimensiones.

“Nadie había descubierto el rastro de un loro gigante desaparecido, en ningún lado”, señaló Trevor Worthy, profesor asociado de la Universidad Flinders, en Australia. “Hemos buscado en estos depósitos fósiles desde hace 20 años y cada año nos revela nuevos pájaros u otros animales. Sin duda hay más especies inesperadas por descubrir”, agregó.

El año pasado, los científicos descubrieron los restos fosilizados de un murciélago que vivía hace entre 16 y 19 millones de años. Tenía tres veces el tamaño de un murciélago contemporáneo, pesaba 40 gramos, volaba, pero también caminaba a cuatro patas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO