Ciencia y tecnología

Declaran inútiles los terrenos de Cromatos

Un peritaje técnico elaborado por especialistas arrojó que el predio donde fueron enterrados desperdicios tóxicos por la empresa Cromatos tiene un «valor cero», informó la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno del Estado de México al referir que con este nuevo diagnóstico se comprueba la inutilidad de los terrenos a los propietarios legales, quienes venían exigiendo una indemnización de 30 millones de pesos. Los estudios revelaron que el terreno donde permanecen enterradas 75 mil toneladas de desechos químicos, de las cuales 35 mil son de cromo hexavalente, no tiene ningún valor comercial y no puede ser utilizado o destinado a ninguna actividad productiva como industria, construcción de viviendas o trabajo agrícola. «Sabemos que los propietarios adquirieron el terreno de buena fe, pero finalmente sabemos que no tiene ningún valor comercial y no puede ser aprovechado; por eso, ahora que sabemos su valor, los invitamos a que se sumaran al costo del saneamiento, lo cual por supuesto no les gustó», indicó hace una semana la entonces titular de Ecología estatal, Arlette López Trujillo. Refirió asimismo que fueron turnados a la Federación los distintos diagnósticos elaborados sobre la situación actual de los materiales tóxicos que yacen en el subsuelo de Cromatos, a fin de que se inicie formalmente el procedimiento para su expropiación y posterior saneamiento. «De no hacerlo así estaríamos incurriendo en alguna violación jurídica; por eso sólo estamos esperando que se dé el fallo de la expropiación», indicó. Agregó que paralelamente se llegó a un acuerdo con el municipio de Tultitlán, para que las 11 familias que se negaron a ser reubicadas salgan del lugar temporalmente en cuanto inicien los trabajos de saneamiento. El objetivo, dijo, es extraer todo el material tóxico almacenado en la ex fábrica de Cromatos de México y enviarlo al tiradero especializado que se encuentra en el norte del país. Fuente: El Universal

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO