peste bubónica
Ciencia y tecnología

Declaran alerta preventiva en Mongolia por brote de peste bubónica

Periódicamente en el mundo se reportan casos de esta enfermedad. El último brote, ocurrido en 2017, reportó más de 300 casos en la isla africana de Madagascar

Teorema Ambiental/Redacción

Ulán Bator, Mongolia, 7 de julio de 2020.— Las autoridades en Mongolia levantaron una alerta sanitaria luego de confirmar un caso de peste bubónica en una ciudad en la región autónoma de Mongolia Interior. Se trata de un pastor de Bayannur, quien fue puesto en cuarentena, aunque se reporta como estable y todavía no está claro cómo o por qué el paciente pudo haberse infectado.

Al conocer el caso, los funcionarios emitieron una alerta moderada que implica la prohibición de la caza y el consumo de animales que puedan transmitir la peste, y llama a la población a informar sobre casos sospechosos.

Esta enfermedad es causada por una infección bacteriana, puede ser mortal, pero puede tratarse con antibióticos comúnmente disponibles. Periódicamente en el mundo se reportan casos de esta enfermedad. El último brote, ocurrido en 2017, reportó más de 300 casos en la isla africana de Madagascar.

Y en mayo del año pasado, dos personas murieron en Mongolia por esta enfermedad, luego de comer la carne cruda de una marmota.

En este país, comer carne cruda y el riñón de marmota es un remedio popular para la buena salud, pero en realidad, este roedor es un portador conocido de la bacteria que provoca la peste, y se asocia comúnmente con los casos que se registran en el país, aun cuando su caza está prohibida por las autoridades.

La peste bubónica se caracteriza por la inflamación de los ganglios linfáticos. Sus síntomas se desarrollan entre tres y siete días después del contagio y son similares a los de la gripe.

Esta enfermedad cobró la vida de unos 50 millones de personas en el siglo XIV, principalmente en Europa, así como en África y Asia, pero es poco probable que pudiera provocar una epidemia como la de COVID-19.

“Ahora entendemos cómo se transmite esta enfermedad”, dijo el doctor Shanti Kappagoda, médico de enfermedades infecciosas en Stanford Health Care. “Sabemos cómo prevenirlo. También podemos tratar a pacientes infectados con antibióticos efectivos.”

Su último brote en Londres fue la Gran Peste de 1665, que mató a aproximadamente una quinta parte de los habitantes de la ciudad. En el siglo XIX hubo un brote en China y la India, que mató a más de 12 millones de personas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO