Ciencia y tecnología

¿Cuándo será la lluvia de las Gemínidas?

Se trata de uno de los fenómenos astronómicos más visibles de la Tierra y podrá verse en México del 11 al 13 de diciembre

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 2 de diciembre de 2019.— Las noches entre el 11 y el 13 de diciembre, el cielo en México mostrará uno de los fenómenos astronómicos más hermosos, la lluvia de meteoros más impactante del año: las Gemínidas.

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), este evento ocurre en el mes de diciembre, cuando la Tierra transita por un enorme sendero de escombros arrojados por un objeto llamado 3200 Phaethon, el cual desprende polvo y arena que se queman al ingresar a la atmósfera de nuestro planeta, lo que produce una ráfaga de puntos incandescentes, que iluminan el firmamento.

La mayoría de las lluvias de estrellas visibles en la Tierra son arrojadas por los cometas cuando sus órbitas llegan al Sistema Solar. Pero este fenómeno es particular porque se trata de escombros de una ruptura o colisión ocurrida hace mucho tiempo.

Para apreciarlas es preciso estar en lugares con cielos oscuros y claros, por lo que las ciudades no son una buena opción a causa de la contaminación lumínica.

El fenómeno inicia a partir de las 22:30 horas, pero debes estar listo unos 30 minutos antes para que la vista esté adaptada a la oscuridad. En el lugar de la observación, es mejor no tener luces, celulares o aparatos que modifiquen las condiciones de oscuridad, ideales para la observación.

Acuéstate boca arriba y mira el firmamento, abarcando tanto cielo como sea posible. A medida que avanza la noche, el número de Gemínidas visibles irá en aumento, con un máximo de 100 estrellas por hora hacia las 02:00 horas.

“De todos los torrentes de escombros a través de los cuales pasa la Tierra anualmente, el de las Gemínidas es por mucho el más masivo”, comenta el astrónomo de la NASA Bill Cooke. “Si sumamos todo el polvo del torrente de las Gemínidas, fácilmente sobrepasa la masa de otros torrentes por factores que van desde cinco hasta 500 veces. Esto las convierte en el ‘peso pesado’ de las lluvias de meteoros”, explica.

Si bien el 3200 Phaethon es el origen de este fenómeno, su procedencia no está del todo clara. Se le describe como un asteroide cercano a la Tierra, o como un cometa extinto, pero cerca de él hay otro asteroide tipo Apollo llamado 2005 UD, el cual se encuentra en una órbita similar a Phaethon, por lo que la NASA especula que ambos pertenecieron a un cuerpo más grande que se separó o colisionó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO