Ciencia y tecnología

¿Cuáles fueron los factores por los que se extinguieron los mamuts?

Una teoría señala que fueron víctimas del cambio climático; otra afirma que sus huesos se debilitaron por una condición genética y se convirtieron en presa fácil de sus depredadores

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 7 de septiembre de 2020.— Estudios recientes sobre la extinción de los mamuts arrojaron nueva evidencia sobre este proceso, que se dio de manera natural y no a cargo de humanos prehistóricos, como algunas personas creen.

De acuerdo con un grupo de paleontólogos de la Universidad Estatal de Tomsk (UET), Siberia, que han estudiado desde hace más de 15 años a los paquidermos prehistóricos, concluyeron que el factor que determinó su desaparición fue un problema metabólico que afectó gravemente sus esqueletos.

“Los mamuts se extinguieron por distrofia ósea, un proceso patológico que afecta a los huesos y los cartílagos, provocado por trastornos de metabolismo que impiden la asimilación de minerales”, explicaron en un comunicado.

Las señales de este padecimiento fueron localizadas al analizar restos óseos de los últimos mamuts, explicó Serguéi Leschinski, jefe de laboratorio de ecosistemas continentales del mesozoico de la UET.

“Las superficies articulares de los huesos de las extremidades de algunos ejemplares, no solo están afectadas, sino prácticamente destruidas, con osteoporosis y en determinados restos óseos es del 100 por ciento”, explicó.

Como consecuencia de esta deficiencia, los mamuts sufrían fracturas y luxaciones fácilmente, por lo que eran presa fácil de los depredadores. Además, el déficit de minerales que padecían se agravó con los cambios ecológicos provocados con el final de la glaciación y el aumento de la humedad.

El proceso de extinción de estos paquidermos comenzó hace poco más de 20 mil años, y todavía hace unos tres mil 700 años existían en la isla de Wrangel, en el Ártico. Las razones acerca de la extinción de estos animales no eran claras y han generado un acalorado debate entre la comunidad científica. El mamut lanudo o de la tundra era común en muchas partes de Europa. Pero se retiró al norte de Siberia hace 14 mil años y finalmente se extinguió hace cuatro mil años.

Por ello es que otras teorías apuntan más al cambio climático generado tras el final de la última edad del hielo hace 21 mil años, cuando la Tierra experimentó un gran declive en el pasto con que se alimentaban los mamuts.

Según el profesor Brian Huntley, de la Universidad de Durham, Reino Unido, “nuestros resultados sugieren que el cambio climático, a través del efecto que tuvo en la vegetación, causó la reducción de la población y la extinción de mamuts y otros herbívoros de gran tamaño”.

Este equipo de investigación diseñó una simulación por computadora de la vegetación en Europa, Asia y Norteamérica, a lo largo de los últimos 42 mil años, para combinar estimaciones sobre cómo pudo ser el clima justo al final de la glaciación y cómo las distintas vegetaciones crecieron en distintas condiciones.

Concluyeron que durante la glaciación, las condiciones frías y secas, con reducidas concentraciones de dióxido de carbono, no favorecieron el crecimiento de los árboles. Por lo que en vez de árboles había inmensas áreas de pasto, que alimentaron herbívoros de gran tamaño, como los mamuts lanudos.

Como resultado de un clima más templado y húmedo, y el incremento de dióxido de carbono al final de la edad de hielo, los árboles surgieron y los pastos se redujeron. “A medida que avanzamos a la era posglacial, los árboles desplazaron los ecosistemas herbáceos y redujeron significativamente la zona de pasto”, concluyó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO