Ciencia y tecnología

Crean software para identificar cambios del clima

Permite consultar los elementos del clima almacenados en grandes bases de datos

Ciudad de México.— Ante el riesgo de que el factor climático se convierta en una amenaza para el desarrollo social y económico (lluvias sin precedente, sequías devastadoras y aumentos de la temperatura), un grupo de especialistas del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA), campus Morelia, de la UNAM, diseñó un software capaz de identificar, de manera sencilla, las tendencias de cambio de los elementos del clima.

Los especialistas del CIGA plantearon una línea de investigación sobre la evaluación del cambio del clima en el ámbito local. “Estamos convencidos de que es necesaria una evaluación del clima a nivel local para que en cada municipio y entidad federativa del país se conozcan las tendencias de los cambios climáticos, si las hay, así como su magnitud y dirección (a la alza o a la baja)”, señala el doctor Francisco Bautista Zúñiga, edafólogo y coordinador del citado grupo.

Se sabe que el clima siempre varía: ningún año es igual a otro. Puede hacerse un registro del comportamiento anual del estado del tiempo. Aparecerán, entonces, años secos y lluviosos, de viento y de granizo, pero a ese registro no se le denominará cambio climático, sino variación climática.

Por lo contrario, cuando se encuentra una tendencia de cambio, ya sea de manera continua o por impulsos o “saltos” abruptos, es pertinente hablar de cambio climático.

Los especialistas del CIGA, junto con profesores del Instituto Tecnológico Superior de Tacámbaro, diseñaron un software denominado MOCLIC (acrónimo de Monitoring Climate Change) para organizar, almacenar y operar datos georreferenciados de los elementos del clima.

Y con él descubrieron que en el país hay localidades donde el clima se está tornando más caliente o tiende a enfriarse, y, también, sitios sin cambios.

“Es necesario conocer los registros históricos de los elementos del clima para instrumentar políticas de mitigación de los efectos negativos de la crisis ambiental, si es que la hay, o para aprovechar sus efectos positivos”, agrega el investigador.

Fuente: El Universal

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO