Ciencia y tecnología

Crean biofertilizante sin impacto ecológico

Con la idea de elevar la productividad de tierras de cultivo, se presentó un biofertilizante que incrementa su rendimiento en 25 por ciento y no tiene impacto ecológico, según investigadores del Centro de Biotecnología Genómica (CBG) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en la ciudad de México.

El proyecto se desarrolló con la idea de contribuir a una mayor autosuficiencia alimentaria, mediante el aprovechamiento de los suelos áridos del país, explicó en un comunicado Alberto Mendoza, titular del Laboratorio de Biotecnología Vegetal del CBG, con sede en Tamaulipas.

Para elaborar el biofertilizante, el grupo de investigación aisló y seleccionó las mejores cepas de la bacteria Azospirillum brasilence (nativas de los suelos áridos y altas productoras de la fitohormona ácido indolacético), y luego las probó en invernaderos y sembradíos de sorgo y maíz de Tamaulipas, donde logró un importante incremento en la producción.

Mendoza mencionó que esta nueva generación de cepas (clasificadas como CBG 497, CBG 180 y CBG 181) cuenta ya con los registros correspondientes a la patente y protección intelectual internacional, hecho que le confiere al IPN los derechos sobre los microorganismos en relación con su comercialización, producción y modificación genética tanto en México como en el extranjero.

Explicó que la bacteria Azospirillum brasilence vive junto a la raíz de los cereales, donde promueve el crecimiento vegetal a través de la fitohormona ácido indolacético, y adicionalmente el microorganismo transforma el nitrógeno atmosférico en nitrógeno asimilable por las plantas, por lo que la bacteria es considerada como un bioestimulante de gran valor, pues aumenta la producción de cereales por hectárea.

Las cepas de la bacteria obtenidas en el laboratorio se caracterizan por su capacidad de adaptación a las condiciones ambientales locales del noroeste de México, región que se identifica por la escasez de lluvias, falta de agua en ríos y presas, y por contar con grandes extensiones de suelos alcalinos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO