Ciencia y tecnología

Científicos del IPN eliminan virus del papiloma humano en 29 mujeres

Eva Ramón Gallegos refirió que con esa terapia es posible eliminar las lesiones premalignas de cáncer de cérvix en una etapa inicial

Teorema Ambiental/Redacción

Un grupo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) logró eliminar totalmente el Virus del Papiloma Humano (VPH) en el 100 por ciento de las pacientes contagiadas, sin presentar efectos secundarios.

Mediante estudios moleculares, se erradicó este padecimiento, focalizado en el cérvix uterino de 29 mujeres de la Ciudad de México, tratadas con terapia fotodinámica, técnica no invasiva la cual puede ser un método eficaz para prevenir esta neoplasia, que constituye la segunda causa de muerte en mexicanas.

La científica Eva Ramón Gallegos refirió que el estudio también arrojó que mediante esa terapia es posible eliminar las lesiones premalignas de cáncer de cérvix en una etapa inicial.

La investigadora precisó que en la fase clínica se ha tratado con esta terapia a 420 pacientes de Oaxaca y Veracruz, además de las 29 de la Ciudad de México, quienes estaban infectadas con el VPH, presentaban lesiones premalignas en el cérvix o tenían ambas afecciones.

ipn-papiloma

La experta mencionó que el tratamiento se realizó en dos etapas bajo el mismo número de esquemas diferentes de aplicación de la terapia.

“En la primera parte participaron mujeres de Oaxaca y Veracruz, con resultados alentadores. En la aplicación de la técnica en las capitalinas también tuvo un efecto muy esperanzador, lo que abre la posibilidad de hacer más eficaz el tratamiento, al usar el esquema que se adapte a la situación de las pacientes”, subrayó.

En la terapia, indicó la doctora, se aplica en el cuello del útero un fármaco llamado ácido delta aminolevulínico, que después de cuatro horas se transforma en una sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas, esto permite eliminar con un rayo láser especial solo las estructuras impregnadas con este componente.

En la primera parte de la investigación el tratamiento fue aplicado en tres ocasiones con un intervalo de 48 horas cada una, con un tiempo de radiación acorde a cada caso y tipo de lesión.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO