Científicos chinos confirman que existen dos especies de panda rojo
Científicos chinos confirman que existen dos especies de panda rojo
Ciencia y tecnología

Científicos chinos confirman que existen dos especies de panda rojo

Un estudio genético les permitió determinar que hay diferencias genéticas entre ambas, aunque se pensaba que era solo una misma

Teorema Ambiental/Redacción

Pekín, China, 3 de marzo de 2020.— Los pandas rojos, unos curiosos mamíferos de color rojizo y una larga cola peluda que habitan los bosques del sur asiático, están conformados por dos especies distintas, de acuerdo con un estudio genético más amplio que se ha hecho.

Los científicos chinos confirmaron que hay diferencias genéticas relevantes entre la variedad que habita en ese país respecto a los que habitan en la región del Himalaya.

Este hallazgo permitiría mejorar las circunstancias de reproducción y conservación de esta especie, cuya población ha decrecido peligrosamente en estado salvaje.

Los pandas rojos chinos viven en el norte de Myanmar, así como en las provincias surorientales chinas de Tíbet, Sichuan y Yunnan, mientras que los del Himalaya son nativos de Nepal, India, Bután y el sur del Tíbet. Se calcula que su población total es de apenas unos diez mil ejemplares.

“Para conservar la singularidad genética de estas dos especies, deberíamos evitar su cruce en cautividad”, dijo Y ibo Hu, biólogo conservacionista de la Academia China de Ciencias, quien realizó el estudio junto a su colega Fuwen Wei.

“El cruce entre especies podría afectar a las adaptaciones genéticas ya establecidas por el ambiente de su hábitat local”, agregó.

Previamente se había reconocido que se trataba de dos subespecies. Sin embargo, el nuevo estudio aportó los datos genéticos necesarios para sustentar que en realidad son dos especies distintas.

El panda rojo del Himalaya es el más escaso de los dos y requiere una protección urgente por su poca diversidad genética y el reducido tamaño de su población. Y ibo Hu indicó que probablemente el río Yalu Zangbus separó geográficamente a ambas especies y no el Nujiang, como se creía previamente.

Entre las diferencias físicas de ambas especies: “el panda rojo del Himalaya tiene más blanco en la cara, mientras que el pelaje del chino es más rojo, con menos blanco. Los anillos en la cola del chino son más distintivos que los de su par del Himalaya, mientras que los anillos oscuros lo son más que los del rojo y los pálidos son más blanquecinos”, dijo Hu.

Algo más grandes que un gato doméstico, los pandas rojos tienen piel dura, hocico corto y orejas puntiagudas, pasan gran parte de su vida en árboles y comen sobre todo bambú. Sus principales amenazas son la deforestación y la degradación de su hábitat por el desarrollo humano.

Sin embargo, no están emparentados con los pandas gigantes, pues estos sí son una de las ocho especies de osos que hay en el mundo.

Mientras que los pandas rojos no tienen parientes cercanos vivos, por lo que son considerados fósiles vivientes, ya que son los únicos representantes de la familia Ailuridae mammalian. Es probable que tengan una relación más cercana con un grupo que incluye a comadrejas, mapaches y mofetas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO