Ciencia y tecnología

Besco, seguridad e incendios bajo control

Desde 1971, Besco ha estado presente como fabricante líder en el mercado de piso falso y aire acondicionado de precisión. Actualmente, además de estos productos, ofrece servicios de mantenimiento integral, sistemas de seguridad, de energía ininterrumpida y de cableado eléctrico modular, todo esto para hacer eficiente la operación de edificios e inmuebles.

Besco también es líder en diseño, instalación y mantenimiento de sistemas de extinción de incendios; sus químicos son agentes limpios que protegen instalaciones de procesamiento electrónico de datos, telecomunicaciones, equipos electrónicos de alto valor, museos y depósitos de almacenamiento de archivos, así como equipos e instalaciones industriales.

Gustavo Ambriz, director de Sistemas de Seguridad, aseguró que la empresa a su cargo está dedicada básicamente a controlar y extinguir cualquier incendio que se presente en centros de cómputo, donde el principal objetivo consiste en proteger el equipo. Para este fin, la firma utiliza diversos gases que están dentro de las normas ambientales y son regulados por las autoridades competentes.

De manera específica, mencionó el FM–200, que es un agente limpio producto de la mejora del gas alón, lo cual lo convierte en el mejor extintor para este tipo de eventualidades. El FM-200 no contiene gas alón, ya que está prohibido por las normas ambientales, dado que daña la capa de ozono.

Los sistemas de protección contra incendios en estas áreas son accionados automáticamente mediante una detección y descarga rápida del agente extintor, con el objeto de minimizar los daños causados por el fuego y la formación de productos de combustión. La norma indica que en un máximo de 10 segundos debe inundarse de gas el recinto. Aunque el agua es más barata, no es ideal para este tipo de áreas con componentes eléctricos y electrónicos.

Los equipos que se protegen son muy valiosos, tanto por la información que contienen, como por su tecnología. Algunas de las empresas que cuentan con estos sistemas son el Banco de México y el Archivo General y Bibliotecas. El precio del gas es alto, pero el costo-beneficio justifica su uso en estas áreas, como lo es la protección de personas y el medio ambiente.

El gas inunda por volumen un área determinada, de tal manera que descompone el «triángulo del fuego», altera las partículas de oxígeno y las lleva a temperaturas extremadamente bajas. Actúa muy rápido y desaparece el fuego, explicó Ambriz.

Instalación y operación de los sistemas

Los sistemas automáticos de detección y extinción se colocan generalmente por debajo del piso falso y se componen de paneles electrónicos, alarmas y tuberías, que terminan en pequeñas boquillas disipando el gas FM-200.

El sistema de detención monitorea permanentemente las partículas del ambiente mediante sensores iónicos, fotoeléctricos o de horario, lo cuales llevan las muestras a un panel que detecta el fuego en menor tiempo que un sistema convencional.

Por medio de una serie de tarjetas, el panel activa la alarma, ésta se confirma y el sistema de extinción comienza a funcionar mediante unas cabezas eléctricas conectadas a los tanques y un impulso libera el gas. En caso de falla, se cuenta con sistemas manuales de disparo del gas. Asimismo, hay un sistema de aborto en caso de una falsa alarma.

Besco y su concepción de edificio inteligente

Actualmente, Besco cuenta con sistemas integrales de seguridad de apoyo como circuitos cerrados de televisión y equipos de aire acondicionado. Estos últimos también previenen los incendios, ya que si existe poca humedad se origina estática en los equipos y si hay demasiada, se produce condensación en las tarjetas, las cuales generan calor y al enfriarse se provocan los cortos.

Los equipos de aire acondicionado de precisión son dispositivos muy especializados que además de controlar la temperatura ambiental, controlan la humedad y calidad del aire y el valor agregado para los centros de cómputo.

Con una participación del 70 u 80 por ciento del mercado de piso falso, Besco es una compañía orientada hacia una integración de servicios.

Por conducto de nuestro presidente, ingeniero Jorge Martínez, fundador del Instituto Mexicano del Edificio Inteligente, la empresa está comprometida con la innovación tecnológica, servicio al cliente y cuestiones ambientales, añadió Ambriz.

En un edificio inteligente, no sólo se considera su auto-matización y seguridad, existen también muchos temas ambientales en torno a él. Por ejemplo, se debe considerar su «arquitectura bioclimática», es decir, que el edificio debe

orientarse de acuerdo con la salida y ocaso del sol, que sus materiales no dejen pasar el calor y que sus vidrios sean tratados para conservar una temperatura ideal.

Así también, un edificio inteligente se preocupa por la recolección, uso y reciclaje de aguas pluviales, así como del control, recolección y depósito de desperdicios.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO