Ciencia y tecnología

Astrónomos de la UNAM hallan vestigios de la formación del universo

La forma en la que se mueven estos cúmulos y su distribución es similar a los discos de galaxias durante el periodo de máxima formación estelar

Teorema Ambiental/Redacción

Una investigación encabezada por astrónomos de la UNAM descubrió un sistema de cúmulos globulares en el disco de una galaxia, que pudieran ser vestigios de la formación del universo.

El descubrimiento fue realizado con el instrumento OSIRIS instalado en el Gran Telescopio Canarias (GTC), dentro de la galaxia espiral Messier 106, un sistema de cúmulos globulares con distribución y movimientos particulares, alineado con el disco de la galaxia y girando a su misma velocidad.

De acuerdo con el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), los cúmulos globulares son grupos de entre 100 mil y un millón de estrellas que tienen una composición química similar, formados hace unos 11 mil 500 millones de años y se localizan al interior de grandes galaxias, en una especie de esfera alrededor de las mismas.

En particular, estos cúmulos globulares en lugar de distribuirse en una esfera, parecen estar dispuestos en un disco alineado con el disco de gas de la galaxia y giran a la misma velocidad, algo nunca antes visto, explicó la lideresa del estudio, Rosa Amelia González, investigadora del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA-UNAM).

Explicó que la forma en la que se mueven estos cúmulos y su distribución es similar a los discos de galaxias durante el periodo de máxima formación estelar, hace diez mil millones de años, una época conocida como el mediodía cósmico.

Por su parte, el investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), Divakara Mayya, señaló: “Estos objetos son bastante lejanos y, por lo tanto, se requieren exposiciones de más de una hora con el telescopio óptico-infrarrojo más grande del mundo para poder extraer la información necesaria de los espectros.”

Los resultados de la publicación fueron presentados en la revista The Astrophysical Journal. El estudio también corrobora la relación existente entre el número de cúmulos globulares y la masa del agujero negro en M106 y confirma la precisión del método fotométrico empleado con el GTC.

Por ello, el proyecto buscará estudiar los sistemas de cúmulos globulares en nueve galaxias espirales dentro de un radio de 52 millones de años luz, para investigar la relación entre el número de cúmulos globulares y la masa del agujero negro central en galaxias espirales.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO