Ciencia y tecnología

Astrónomos captan explosión 15 veces más grande que la Vía Láctea

En realidad, el primer indicio de esta enorme explosión se tuvo en 2016 y se cree que el fenómeno ya concluyó

Teorema Ambiental/Redacción

Washington, DC, 4 de marzo de 2020.— Un grupo de astrónomos descubrió la explosión más grande jamás vista en el universo, proveniente de un agujero negro supermasivo, en un grupo de galaxias a 390 millones de años luz de distancia.

Este descubrimiento fue publicado en la revista Astrophysical Journal y señala que el fenómeno fue tan grande que generó un cráter en el gas caliente equivalente al tamaño de 15 Vías Lácteas, aseguró Simona Giacintucci, del Laboratorio de Investigación Naval en Washington y autora del estudio.

Los astrónomos utilizaron el Observatorio de rayos x Chandra de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) para realizar la observación, en coordinación con un observatorio espacial europeo y telescopios en tierra.

Los astrónomos creen que la explosión se originó en el centro del grupo Ophiuchus, una gran galaxia que en el centro contiene un colosal agujero negro, el cual no solo atrae materia a su interior, sino que también expulsa chorros de materia y energía.

El primer indicio de esta enorme explosión se tuvo en 2016. Las primeras imágenes revelaron un borde inusualmente curvado, pero los científicos descartaron una erupción dada la cantidad de energía que hubiera sido necesaria para hacer una cavidad tan grande en el gas.

“Los datos de radio se acomodan al interior de los rayos X como anillo al dedo”, dijo el coautor Maxim Markevith, del Centro Goddard de Vuelo Espacial de la NASA en Maryland. “Es el factor que nos dice que allí ocurrió una erupción de un tamaño sin precedentes”, afirmó.

Se cree que la explosión ya acabó: no hay señales de que el hoyo negro esté expulsando chorros, aunque los astrónomos necesitan más observaciones para comprender mejor lo que ocurrió, concluye el reporte.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO