Ciencia y tecnología

Actividad intensa del Popocatépetl, relacionada con sismos de 2017

Un investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, señaló que aunque todavía se investiga dicha hipótesis, los sismos de 2017 pudieron influir en el sistema magmático del volcán

Teorema Ambiental/Redacción

Los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 pudieron haber tenido una relación con el aumento actual de actividad del volcán Popocatépetl, es una hipótesis que analiza Servando de la Cruz, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

“No hay duda que de alguna manera influyeron en el sistema magmático del volcán Popocatépetl, sino regionalmente en muchos otros aspectos. Esos dos sismos liberaron una enorme cantidad de energía, extraordinaria, especialmente el de Chiapas, el primero de ellos. Mientras que el segundo tuvo características diferentes a otros que hemos observado anteriormente”, explicó el integrante del Comité Científico Asesor del Volcán Popocatépetl.

Por ello, tanto la UNAM como el Instituto Sismológico Nacional (ISN) organizaron una conferencia para explicar la “Actividad reciente del volcán Popocatépetl”, donde informaron la actualidad de las condiciones al interior del coloso, así como las medidas de manejo de las cenizas expulsadas.

El especialista destacó que las características del sismo del 19 de septiembre pudieron afectar más en el comportamiento del volcán, pero están determinando cuáles fueron estos efectos.

“Ocurre a una profundidad considerable en el estado de Morelos, en una zona en la cual no es muy frecuente ese tipo de actividad sísmica tan intensa. Esa liberación de energía, también la podemos pensar como una modificación del estado de esfuerzos; los sismos son causados por esfuerzos, la roca se somete a un esfuerzo y eventualmente se llega a su límite de resistencia y la roca se rompe”, abundó el investigador.

Sin embargo, especuló que, desde esa fecha se han detectado modificaciones en la actividad sísmica del volcán, así como un aumento en su actividad, incluyendo explosiones.

“El cambio de esfuerzo regional es posible que haya modificado la relación entre las cámaras magmáticas, es posible que haya modificado las trayectorias de los fracturamientos que determinan las trayectorias de emisión de gas y los materiales magmáticos y otro tipo de factores. Que los haya modificado no quiere decir que necesariamente los haya empeorado, simplemente se modificaron los patrones, y eso es lo que estamos estudiando todavía”, especuló.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO