Cambio climático

Proponen soluciones a cambio climático en foro de Davos

DAVOS (DPA).— El CEO de Siemens, Klaus Kleinfeld, considera que forma parte del “sentido común” que la economía se ocupe del tema en profundidad. La política ambiental de su consorcio se rige por este criterio, declaró en una mesa redonda en Davos.

El senador estadounidense Saxby Chambliss, un republicano conservador bastante mayor que Kleinfeld, expresó su incredulidad sobre la importancia de las cuestiones ambientales para la industria, tal como la había destacado el ejecutivo alemán.

También debería haber participado del debate de hoy el gobernador de California, el también republicano Arnold Schwarzenegger, quien se excusó por el accidente que sufriera recientemente esquiando.

En su lugar se presentó el joven líder del Parlamento californiano, el demócrata Fabián Núñez, quien abogó con vehemencia en favor de medidas de protección del medio ambiente. La industria de California, estado al que describió como la quinta potencia industrial del mundo, apoya plenamente esta demanda, subrayó Núñez.

Quienes se oponen a leyes ambientales más severas entre los 2,400 participantes del Foro de Davos experimentan dificultades para encontrar eco favorable en la reunión.

El director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, destacó que efectivamente comienza a percibirse desde la industria una preocupación por las cuestiones ambientales como un factor que pone en riesgo su misma supervivencia.

“Nunca es demasiado tarde”, dijo Steiner en Davos, “los miles de millones que se gastan ahora rendirán sus frutos, pero los costos serán mayores cada año que se deje pasar.”

El líder del Partido Conservador británico y aspirante a primer ministro, David Cameron, lo resumió de modo drástico: “Los costos de no hacer nada son mayores que los de hacer algo.”

Jacques Aigrain, CEO de la mayor compañía reaseguradora del mundo, Swiss Re, coincidió: “Sentarse a esperar porque uno u otro elemento no ha sido plenamente demostrado no es la respuesta correcta.” Seguramente tenía en mente el debate sobre el origen de los fuertes ciclones del área del Caribe de los últimos años, que han significado elevadísimos costos a las aseguradoras.

El jefe de Coca-Cola, Neville Isdell, admitió que una empresa que opera a escala mundial no puede eludir el debate sobre el cambio climático o sobre la disponibilidad de recursos como el agua. “Se trata de cuestiones de relevancia fundamental para el crecimiento futuro de la economía mundial”, sentenció.

Fuente: El Comercio Perú

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO