Cambio climático

No es polvo del Sahara, tolvanera azota 200 km en Durango y Coahuila

El raro fenómeno ocurrió este miércoles e incluyó remolinos que giraban a 74 kilómetros por hora en la región de La Laguna

Teorema Ambiental/Redacción

Torreón, Coahuila, 26 de junio de 2020.— Una tolvanera de enormes dimensiones azotó el cielo de la región de La Laguna, conformada por los municipios de Torreón, Coahuila, y Ciudad Lerdo y Gómez Palacio, Durango, con una muralla de polvo de varios metros de altura que recorrió casi 200 kilómetros en apenas cuatro horas,

El raro fenómeno ocurrió este miércoles e incluyó remolinos que giraban a 74 kilómetros por hora.

De acuerdo con José Abad Calderón, meteorólogo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en la región, la tolvanera inició alrededor de las 10:30 horas y concluyó casi a las 14:30. En Coahuila recorrió los municipios de: Torreón, Matamoros, Francisco I. Madero y Viesca, y en Durango pasó por Gómez Palacio, Ciudad Lerdo, Cuencamé, Peñón Blanco, Pánuco de Coronado y la capital del estado.

Agregó que la nube de polvo impidió la visibilidad más allá de 50 metros y cuando finalizó, iniciaron unas lluvias que no provocaron daños mayores.

El especialista aclaró que este fenómeno no tiene relación con el polvo del Sahara que el martes llegó a la península de Yucatán, sino que es un fenómeno común en la región, aunque de intensidad anormal. Por su fuerza, derrumbó decenas de árboles y postes en los municipios conurbados de Torreón, Gómez Palacio y Ciudad Lerdo, donde dejó 18 cortes de energía.

El fenómeno ocurrió por una inestabilidad atmosférica combinada con vientos y precipitación, dijo a su vez Víctor Hugo Randeles, jefe del Departamento de Meteorología e Hidrología de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Durango. Agregó que esta fue la primera vez que se registra en el estado una tolvanera que avanza más de 200 kilómetros, con vientos sostenidos de 50 a 79 kilómetros por hora.

Durante la tormenta, los habitantes de la región debieron resguardarse más de una hora en un auditorio municipal de Ciudad Lerdo, donde inició el fenómeno, para evitar los materiales que los vientos arrastraban.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO