Cambio climático

México ha reducido en 99 % los gases que dañan la capa de ozono

Los efectos nocivos de esta industria en los últimos años han causado severos daños a la capa de ozono, que se ha desgastado a consecuencia del contacto de gases refrigerantes con la atmósfera

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 29 de junio de 2020.— La refrigeración ha sido un gran avance de la humanidad para el desarrollo y bienestar de la población. Sin embargo, debemos considerar los efectos negativos que puede generar al medio ambiente, particularmente al calentamiento global.

Por ello, el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Julio César Trujillo Segura, participó en la conferencia virtual “Avanzando a una refrigeración amigable con el medio ambiente”, para finalizar las actividades de la Semana de la Refrigeración, que concluyeron este viernes con la celebración del Día Internacional de la Refrigeración.

El funcionario federal reiteró que “la industria de la refrigeración es fundamental para la vida, y esto se ha hecho más que evidente con la pandemia, ya que permite la conservación de medicamentos e insumos para la salud, así como de alimentos perecederos en un tiempo en que debemos resguardarnos en nuestros hogares”.

Mientras que los efectos perniciosos de esta industria en los últimos años han causado severos daños a la capa de ozono, la cual se ha desgastado como consecuencia del contacto de gases refrigerantes con la atmósfera, por lo cual destacó que México trabaja de manera consistente en el cumplimiento de sus compromisos con el Protocolo de Montreal.

“Al día de hoy nuestro país ha eliminado el 99 por ciento de las sustancias que agotan la capa de ozono, gracias a que en la década de los noventa se implementaron más de 120 proyectos en el sector de la refrigeración y aire acondicionado (RAC)”, dijo y agregó: “El reto continúa, se debe cambiar el uso de sustancias como los clorofluorocarbonos (CFC) y reducir el consumo de hidroflurocarbonos (HCFC) para el año 2045.”

Alberto Cruzado, presidente del Colegio de Ingenieros Ambientales de México, señaló que uno de los problemas de la refrigeración es que a lo largo de su historia ha tenido dos impactos diferentes, uno ha sido el deterioro de la capa de ozono por el uso de CFC y, el segundo, su contribución al calentamiento global con los HCFC.

En el primer caso, se recurrió a la sustitución de los gases de refrigeración por hidroclorofluorocarbonos, como el R22, pero también estos degradan la capa de ozono, mientras que el uso de otros gases refrigerantes, como el dióxido de carbono (CO2), se suma a los efectos del calentamiento global, causado por las emisiones de combustibles fósiles.

El reto para la industria de la refrigeración radica en la sustitución y recuperación de gases refrigerantes para evitar estos dos efectos que se contraponen a los beneficios que representa el sector RAC.

A su vez, Gildardo Yáñez, gerente de capacitación de la empresa BOHN en México, indicó que a la sustitución de refrigerantes en esta industria se agrega el de la reducción de consumo energético para contribuir a la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO