Cambio climático

La importancia de la educación y sensibilización ante el cambio climático

  • Los estragos del cambio climático son notorios y están alcanzando cualquier parte del mundo, y si bien muchos de sus impactos son irreversibles, hay mucho por hacer

María Garriga*

El Día Mundial del Medio Ambiente busca sensibilizar a la población mundial sobre la importancia de proteger nuestro entorno natural. En este sentido, la educación es un componente fundamental a la hora de abordar los problemas consecuentes del cambio climático.

Los estragos del cambio climático son notorios y están alcanzando cualquier parte del mundo, y si bien muchos de sus impactos son irreversibles, hay mucho por hacer en cuanto a continuar sensibilizando y concientizando acerca de cómo atenuar y remediar sus efectos. Sin duda, el presente —y futuro— traen consigo escenarios complejos que requerirán una resiliencia emocional y cultural para poder mitigar y adaptarse a las condiciones climáticas.

Apegados a los objetivos que delinean la Agenda 2030, entre los cuales resalta el combate al cambio climático, la Universidad La Salle, en su carácter de mediadora, tiene un firme compromiso por contextualizar y hacer conciencia sobre la realidad del cambio climático para la formación de la población en estos momentos tan complejos. Para ello, es crítico garantizar la existencia de programas educativos y mecanismos de comunicación y divulgación efectiva con el fin de desarrollar una cultura climática que forme y promueva una sociedad informada, consciente, comprometida y participativa.

Por lo anterior, en esta fecha encontramos en la educación ambiental, un eje fundamental para transitar al desarrollo humano sustentable, indispensable en la toma de decisiones para la gestión ambiental y una herramienta para formar actitudes a favor del ambiente, así como para orientar acciones que aporten soluciones a los problemas que esta atiende.

Desde la academia, hemos sido testigos de una paulatina incorporación de los temas relacionados con el cambio climático en la educación, lo que ha resultado en un avance considerable en los últimos años en México y un interés manifiesto y genuino por sensibilizar y corresponsabilizar a todos los sectores de la sociedad respecto de este fenómeno.

Un ejemplo de ello es el trabajo realizado en 2023 en el municipio de Tamiahua, Veracruz, donde uno de nuestros estudiantes, Jesús Alberto Hoyo Vázquez, encabezó un proyecto cuyo objetivo fue contrarrestar el deterioro ambiental presente en los cuerpos de agua existentes en el municipio. El proyecto incluyó etapas de estudio del fenómeno y problemática ambiental, las cuales dieron como resultado la identificación de la problemática, e hicieron posible establecer medidas para lograr un mejoramiento en la calidad del agua y, por supuesto, la recuperación del equilibrio ecológico, siempre involucrando a la población del lugar.

El cambio climático no solo es un desafío ambiental, sino también social y económico. Los impactos adversos afectan desproporcionadamente a las comunidades más vulnerables. Por ello, la acción climática debe ir de la mano con la justicia social, asegurando una transición justa que no deje a nadie atrás. Es por ello que, en el caso en cuestión, se trabajó en conjunto con la Sociedad Mexicana Jojopoca para el Desarrollo Comunitario Sostenible.

A través de este proyecto, se benefició a más de 100 estudiantes de educación básica (primaria), concientizándoles sobre la importancia de la educación ambiental, fortaleciendo hábitos individuales y comunitarios que tienen un impacto directo en el medioambiente.

Tenemos la certeza de que el impulso a un enfoque transformador, para atender los retos que sugiere el medioambiente, implica ir más allá de la mera introducción de una materia o un plan de estudios para la educación sobre el clima, en lugar de eso, debemos asegurar que cada lección brindada, esté “alimentada” de un pensamiento centrado en la sostenibilidad, haciendo referencia al cambio climático, para así asegurar esta conciencia y educación genuina que marquen la diferencia en el abordaje del problema.

Desde ya, en La Universidad La Salle México, aceptamos el compromiso de atender el reto, inspirando, creando y transformando ideas y acciones en beneficio del medioambiente, y por ende, del planeta que habitamos.

* Coordinadora de Desarrollo Social Comunitario de la Universidad La Salle

Fotografía: pxhere.com

Suscríbete al Boletín

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO