Cambio climático

Junio fue el mes más caliente en la historia de Europa

Según el sistema satelital Copérnico de la Unión Europea, la temperatura se elevó 2 grados Celsius respecto a los registros promedio que se tienen desde 1981

Teorema Ambiental/Redacción

La ola de calor que sufre Europa como inicio de su verano, avanza hacia el este europeo, provocando altas temperaturas en Serbia y la península de los Balcanes, esto se debe a que el mes de julio de este año ha sido el más caliente del que se tenga registro en el continente desde 1981.

De acuerdo con el sistema satelital Copérnico de la Unión Europea, la temperatura promedio en el continente fue más de dos grados Celsius superior que el periodo de referencia comprendido entre 1981 y 2010.

El calor intenso hacia finales del mes también rompió por 1° C el récord continental para el mes, impuesto en 1999. Mientras que países como: Francia, Suiza, Austria, Alemania, República Checa y España impusieron nuevas marcas nacionales en este mes e incluso en la población Gallargues-le-Montueux, al sur de Francia, se alcanzaron temperaturas de 45.9 grados.

En un estudio, un grupo internacional de expertos que examinaron la relación entre eventos climáticos extremos y el calentamiento global advirtieron que Europa enfrentará olas de calor cada vez más frecuentes e intensas.

El grupo World Weather Attribution concluyó que cada ola de calor que se registra actualmente en Europa “se ha vuelto más probable e intensa debido al cambio climático”.

Revelaron que durante las condiciones extremas registradas entre el 26 y 28 de junio en la ciudad de Toulouse, Francia, se presentó una ola de aire caliente proveniente del desierto del Sahara, un fenómeno que es al menos cinco veces más factible en la actualidad de lo que era a principios del siglo pasado.

Geert Jan van Oldenborgh, investigador del instituto meteorológico holandés KNMI y uno de los autores del reporte, dijo que otros factores podrían afectar aún más la frecuencia y el alcance de los eventos climáticos extremos.

Martin Hoerling, meteorólogo investigador de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA, por sus siglas en inglés), dijo que los hallazgos son congruentes con otros registros que demuestran que los veranos se han vuelto más calientes en Europa desde el inicio del siglo XX.

“Estas condiciones son la nueva norma climática, aunque esa normalidad cambiará más adelante”, indicó.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO