Cambio climático

Estudio señala áreas clave para la biodiversidad y resiliencia climática

Su objetivo es comprobar que proteger y restaurar la naturaleza puede ser la llave para abordar el cambio climático, la pérdida de diversidad biológica y pandemias

Teorema Ambiental/Redacción

Phoenix, Arizona, 7 de septiembre de 2020.— Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona, la Universidad de Minnesota y la organización de investigación Resolve, publicado en la revista Science Advances señaló cuáles son las áreas terrestres que serán “claves para la biodiversidad y la resiliencia climática” para prevenir una catástrofe por el cambio climático.

El estudio se denomina “Red de seguridad global para revertir la pérdida de biodiversidad y estabilizar el clima de la Tierra” y su objetivo es comprobar que proteger y restaurar la naturaleza puede ser la llave para abordar el cambio climático, la pérdida de diversidad biológica y pandemias como la del nuevo coronavirus.

El informe establece que la superficie a proteger equivale al 50.4 por ciento de la superficie total del planeta y tomó dos años. Está sustentada en múltiples conjuntos de datos a escala global que identifican espacios que actualmente están desprotegidos y requieren conservación.

Se clasificaron en cinco capas principales con una resolución de un kilómetro: sitios de rareza de especies, áreas de alta biodiversidad, grandes paisajes de mamíferos, áreas silvestres intactas y áreas de estabilización climática.

También incluye una estimación del almacenamiento de carbono para cada capa, que ayuda a dar cumplimiento con los compromisos firmados por los diferentes países que participaron en el Acuerdo de París, que entrará en vigor el próximo año.

El estudio indica que se necesita un 35 por ciento adicional a la superficie terrestre protegida actualmente, que es de solo 15.1 por ciento, para conservar sitios de particular importancia para la biodiversidad y estabilizar el clima. Y asegura que las especies más raras podrían conservarse centrando la protección en sitios clave que comprenden el 2.3 por ciento del reino terrestre que alberga estas especies.

También incorpora un sistema preliminar de corredores climáticos y de vida silvestre para identificar la cantidad aproximada de tierra que se requeriría para conectar áreas protegidas y paisajes intactos.

Al respecto, la organización de investigación Globaïa realizó un análisis complementario que demuestra que una superficie terrestre de unos 350 millones de hectáreas, podría conectar fragmentos aislados de la naturaleza. Los datos se pueden consultar en una aplicación web interactiva dirigida por One Earth y producida en asociación con Google Earth Engine.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO