El Senado de México - ¿Sabías que?
Cambio climático

Estudiar idiomas también tiene menor impacto ambiental

La mayor parte de las emisiones de carbono que se producen al estudiar en un centro educativo corresponden a los traslados

Ciudad de México, 22 de junio de 2022.— Aunque la vida ha regresado a las calles y cada vez hay mayor número de actividades presenciales, existen muchas razones para seguir estudiando en línea. En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado cada 5 de junio, te contamos las razones ecológicas detrás de seguir tomando clases de manera virtual, incluso si sigues aprendiendo idiomas.

Un estudio publicado por cuatro investigadoras de la Universidad de Países Bajos revisó el papel de la educación e3n línea para reducir las emisiones de carbono. Las investigadoras encontraron que las clases en línea que no requieren traslado a ningún lugar reducen el impacto de la huella de carbono. Esta conclusión toma en cuenta los viajes que los estudiantes realizarían si las lecciones fueran presenciales.

Las catedráticas encontraron que, del impacto ambiental de las clases presenciales, la mayor parte de las emisiones de carbono se concentra en los viajes de los estudiantes y del personal que atiende los centros de estudio. Según el estudio, los traslados representaron entre el 40 y el 90 por ciento del total de las emisiones en las instituciones analizadas.

Entre los argumentos a favor de la educación en línea, las investigadoras apuntaron que las y los profesores destacaron la flexibilidad de horarios y el aprendizaje personalizado a través de herramientas digitales. Como desventaja señalaron que había estudiantes que no se comprometían con las clases.

Sin embargo, existen herramientas como Duolingo que no solo permiten aprender de manera remota y sin costo, sino que hacen del proceso una experiencia divertida y más fácil. De hecho, un estudio reveló que los usuarios de Duolingo que alcanzaron la sección 5 en los cursos de francés y español, el nivel principiante del curso, tuvieron un desempeño en evaluaciones de comprensión oral y escrita tan bueno como el de estudiantes universitarios que completaron cuatro semestres de clases de idiomas en la universidad.

Así, además de no gastar en traslados —con lo que se puede reducir la huella de carbono— es posible aprender un idioma de manera efectiva. Aparte de los viajes, tampoco es necesario emplear otros materiales físicos como el papel, los cartuchos de tinta de fotocopias o libros, elementos que también perjudican al planeta.

Aprender un idioma con la ayuda de Duolingo no solo es fácil, también puede ayudar a reducir nuestra huella en el planeta, una misión que es crítica para garantizar una mejor calidad de vida para todas las personas.

Fotografía cortesía de Duolingo

Suscríbete al Boletín

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO