Cambio climático

Escasez de agua afecta todo Acapulco incluyendo zonas residenciales

Pero parte del problema no es que no haya agua en la zona, sino los constantes cortes en el suministro eléctrico para las plantas de rebombeo, a causa del adeudo histórico del ayuntamiento con la CFE

Teorema Ambiental/Redacción

Acapulco, Guerrero, 5 de noviembre de 2019.— El suministro de agua potable en el puerto de Acapulco ha afectado por igual a los residentes de asentamientos populares como El Coloso, donde el desabasto ha alcanzado hasta un mes, pero también a los propietarios de fraccionamientos exclusivos e incluso a hoteleros, que tienen que desembolsar 15 mil pesos a la semana por unas 40 pipas.

El mes pasado se multiplicaron las quejas de la población por la situación de desabasto y la necesidad de comprar el agua a personas que la surten con mangueras desde pozos artesianos.

Pero parte del problema no es que no haya agua en la zona, sino los constantes cortes en el suministro eléctrico para las plantas de rebombeo, a causa del adeudo histórico de más de 500 millones de pesos que el órgano operador del ayuntamiento tiene con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Además, el problema se agravó por daños a los sistemas de captación y bombeo del río Papagayo y Lomas de Chapultepec tras el paso de la tormenta tropical Narda, a finales de septiembre.

El 30 de septiembre el municipio solicitó al gobierno estatal incluir a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) en la solicitud de declaratoria de emergencia al gobierno federal, para hacerse de recursos para reparar las afectaciones provocadas por el meteoro.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco, José Luis Smithers Jiménez, acusó que la falta de agua perjudica al sector hotelero por el costo de contratar pipas para continuar operando.

“Es un problema gravísimo. Estamos solicitando la intervención de la presidenta (municipal) Adela Román Ocampo para que nos apoye. No nos podemos quedar sin agua”, afirmó a La Jornada. “Hemos gastado mucho dinero, hasta 15 mil pesos a la semana, por alrededor de 40 o 50 pipas, hay muchos hoteles sin agua.”

Mientras la situación persiste, la población debe comprar líquido a distribuidores que hacen negocio tendiendo mangueras desde pozos artesianos o trasladar el agua en tinacos a bordo de camionetas.

Colonos afirmaron que no hay agua en el fraccionamiento Las Playas ni en el barrio El Pasito, donde ya llevan dos semanas sin líquido.

En la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio llevaban dos meses sin agua, pero finalmente la recibieron el pasado miércoles por la noche. En ese lapso, los lugareños se surtían de pozos artesianos y cisternas colectivas.

El pasado jueves en conferencia de prensa, el director de la Capama, Leonel Galindo González, se comprometió a que el servicio estaría restablecido a más tardar en diez días. Indicó que los trabajos en el pozo de Lomas de Chapultepec, a cargo de una empresa contratada con recursos del Fondo de Desastres Naturales, tienen un avance de 50 por ciento y actualmente se envían al puerto 555 litros por segundo.

Mientras, el pozo Papagayo 1 trabaja a toda su capacidad; el Papagayo 2 quedó fuera de servicio durante algunos días y actualmente trabajan en él seis equipos.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO