Cambio climático

El 2019 se sitúa como el segundo más cálido del que hay registro

El año pasado se situó solo 0.04 °C por detrás del año récord de 2016, de acuerdo con el servicio europeo Copernicus

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 10 de enero de 2020.— El año 2019 fue el segundo más cálido jamás registrado en el mundo, así lo anunció el servicio europeo Copernicus, solo 0.04 °C por detrás del año récord de 2016, cuando las temperaturas se vieron afectadas por un episodio especialmente intenso del fenómeno meteorológico El Niño.

Según la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), El Niño provocó ese año un aumento de la temperatura mundial de 0.2 °C.

Además, los cinco años más cálidos jamás registrados fueron los que integran el último lustro, con un aumento de entre 1.1 y 1.2 °C, respecto a la era preindustrial, mientras que el periodo 2010-2019 fue también la década más cálida, según Copernicus.

“Es innegable que se trata de señales alarmantes”, subrayó Jean-Noël Thépaut, director del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo.

Debido a las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana, el planeta ya registró un alza de al menos 1 °C respecto a la era preindustrial, con efectos devastadores, como la ola de incendios que hubo en todo el planeta a lo largo del año, incluidos México, el Amazonas, California o Australia.

En Australia, los incendios causaron graves daños por la sequía y temperaturas excepcionales, sobre 80 mil kilómetros cuadrados, una superficie equivalente a la de la isla de Irlanda.

Mientras que en el verano europeo, se vivieron temperaturas récord también. Según Copernicus, 2019 fue el año más cálido jamás registrado en este continente, justo por delante de 2014, 2015 y 2018.

Las temperaturas también fueron especialmente elevadas en Alaska y en vastas regiones del Polo Norte. Mientras que las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera continuaron aumentando el año pasado.

Según el balance anual del Global Carbon Project (GCP) publicado en diciembre, estas emisiones progresaron 0.6 por ciento en 2019.

Sin embargo, la ONU señaló que las emisiones de gases de efecto invernadero deberían reducirse en 7.6 por ciento anual hasta 2030, para limitar el aumento de la temperatura a 1.5 °C, establecido en el Acuerdo de París de 2015.

Sin embargo, al ritmo actual, la temperatura mundial podría aumentar hasta 4 o 5 °C a finales de siglo, lo cual traería efectos devastadores para la vida en el planeta, ya que si los países se comprometieran a respetar sus promesas de reducción de emisiones, el aumento podría superar los 3 ºC.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO