Cambio climático

Crece brecha entre emisiones y objetivos del Acuerdo de París: ONU

En 2015 los países se comprometieron a limitar el aumento medio de la temperatura a entre 1.5 y 2 °C por encima de los niveles preindustriales para el fin de siglo

Teorema Ambiental/Redacción

Londres, Inglaterra, 22 de noviembre de 2019.— La Organización de las Naciones Unidas para del Medio Ambiente (PNUMA) y otros grupos de investigación lanzaron, este miércoles, la publicación de la edición 2019 con el Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019, con vísperas a la celebración de la COP25 en la ciudad de Madrid, España.

El estudio advierte que los principales productores de combustibles fósiles del mundo no cumplirán con las metas ambientales mundiales debido a una extracción excesiva de carbón, petróleo y gas en la próxima década.

El informe revisó los planes de diez naciones en cuestión, incluidas las potencias China y EEUU, así como las tendencias del resto del planeta y concluyó que la producción de combustibles fósiles en 2020 sobrepasaría los objetivos del Acuerdo de París en una tendencia de entre 50 y el 120 por ciento.

En 2015, 197 países se comprometieron a alcanzar el objetivo de limitar el aumento medio de la temperatura a entre 1.5 y 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales para el final del siglo.

Sin embargo, para el año 2030, la producción mundial prevista de combustibles fósiles supondría 39 gigatoneladas (Gt) de emisiones de dióxido de carbono, un 53 por ciento más de lo que se necesita para limitar los aumentos de temperatura a 2 °C y un 120 por ciento más de lo que se necesita para que no superar los 1.5 ºC.

“El suministro mundial de energía sigue estando dominado por el carbón, el petróleo y el gas, lo que hace que los niveles de emisión sean incompatibles con los objetivos climáticos”, lamentó la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen.

Además, el estudio presentó una nueva métrica llamada “la brecha de producción de combustibles fósiles” que resalta la diferencia entre el aumento de la producción y la disminución necesaria para restringir el calentamiento global.

La diferencia mayor es la del carbón, con países que planean producir en 2030 un 150 por ciento más de lo que llevaría a limitar el calentamiento a 2 °C, y un 280 por ciento más de lo necesario para limitar el calentamiento a 1.5 ºC.

“La continua expansión de la producción de combustibles fósiles —y la ampliación de la brecha de producción mundial— se sustenta en una combinación de ambiciosos planes nacionales, subsidios gubernamentales a los productores y otras formas de financiación pública”, finaliza la publicación.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO