Cambio climático

Consejos para conocer tu propia huella de carbono

Actualmente existen “calculadoras” con las que mediante un simple cuestionario podremos saber la cantidad de CO2 que generamos en nuestro día a día

Teorema Ambiental/Redacción

La huella de carbono representa el impacto que un producto, una persona o una empresa tienen en la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera, por decirlo de otra forma, es la huella que dejamos en nuestro paso por el planeta.

Esta se expresa en toneladas de dióxido de carbono (CO2). Así, esta huella varía en función de nuestro estilo de vida: nuestra alimentación, la forma de transportarnos, nuestro consumo de energéticos, generación de residuos y hasta lo que hacemos en nuestro tiempo libre.

Huella de carbono y su impacto en el cambio climático
El cambio climático es producido en gran medida por la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, estos retienen parte del calor que emite la Tierra. El aumento de la temperatura de nuestro planeta puede tener repercusiones muy graves e irreversibles. Los efectos son tanto biológicos como económicos y muchos de los recursos que utilizamos en nuestro país podrían verse rápidamente mermados. Por ello es importante conocer nuestra huella de carbono y qué medidas podemos tomar para reducirla.

Para calcular nuestra huella de carbono es necesario analizar nuestros hábitos y pensar en los procesos que han sido necesarios para producir los productos que consumimos. Las principales actividades en las que debemos pensar ya que representan la mayor parte de esta huella y también son sobre las que mayor cambio podemos crear son:

huella-ca01

• Alimentación
• Transporte
• Alojamiento
• Consumo

Por ejemplo para conocer la huella de carbono que tiene un producto deberemos tener en cuenta aquellos procesos que han formado su ciclo de vida: obtención de las materias primas, transformación, transporte, uso y posteriormente su tratamiento como residuo. Así, la carne de cordero es uno de los productos que más huella produce mientras que el arroz o las lentejas están entre los que menos.

Actualmente existen “calculadoras” al alcance de todos en las que mediante un simple cuestionario en el que describamos brevemente los cuatro parámetros anteriores podremos saber la cantidad de CO2 que generamos en nuestro día a día.

Cómo reducir la huella
Cambiando acciones simples podemos generar un impacto muy positivo y reducir enormemente este impacto. A continuación presentamos algunas medidas simples que hay que tener en cuenta:

huella-ca

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO