alimentacion-saludable
Cambio climático

Cambios en el sistema alimentario global salvarán al planeta

Algunas estrategias como bajar consumo de azúcares añadidos, alimentos altamente procesados y carne son estrategias de gran utilidad

Teorema Ambiental/Redacción

La humanidad nunca antes había propuesto cambios radicales del sistema alimentario, pero no hacerlo tendría consecuencias desastrosas tanto para el planeta como para la salud de la población.

Para abordar esta necesidad crítica, la Comisión EAT-Lancet, fundación global sin fines de lucro establecida por la Fundación Stordalen, Stockholm Resilience Center y Wellcome Trust para catalizar una transformación del sistema alimentario mundial, publicó este jueves el informe Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles: Alimentos, planeta y salud.

Este documento reunió a 37 científicos líderes de 16 países en diversas disciplinas, como: la salud humana, la agricultura, las ciencias políticas y la sostenibilidad ambiental, entre otras, para desarrollar objetivos científicos mundiales para dietas saludables y una producción sostenible de alimentos.

El trabajo muestra que la producción mundial de alimentos amenaza la estabilidad climática y la resistencia del ecosistema. Constituye el mayor impulsor de degradación ambiental y de transgresión de los límites planetarios, pues esta combinación es grave para la sostenibilidad del planeta.

Por lo que una transformación radical del sistema alimentario mundial es urgentemente necesaria. De no actuar, el mundo corre el riesgo de no cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y el Acuerdo de París y caer en una situación de incapacidad de abastecer las necesidades de los habitantes del planeta.

alimentacion-saludable01

El informe se centra en dos parámetros del sistema alimentario mundial: el consumo final (dietas saludables) y la producción (producción sostenible de alimentos). Estos factores impactan de manera desproporcionada en la salud humana y la sostenibilidad ambiental.

Una dieta saludable consiste principalmente en una diversidad de alimentos de origen vegetal y cantidades limitadas de granos refinados, alimentos altamente procesados y azúcares añadidos. Esto supone duplicar el consumo de alimentos saludables como frutas, verduras, legumbres y frutos secos, y una reducción de más del 50 por ciento en el consumo mundial de alimentos como los azúcares añadidos y la carne roja.

Esto supone prevenir aproximadamente 11 millones de muertes por año, lo que representa entre el 19 y el 24 por ciento del total de muertes en el mundo.

Los datos mostrados en el informe justifican una acción inmediata, de lo contrario, la población del mundo y el planeta podrían tener consecuencias desastrosas.

Por lo anterior se proponen cinco estrategias para lograr dietas saludables:

1. Compromisos internacionales para cambiar a dietas saludables
2. Cambiar las prioridades agrícolas de producir grandes cantidades de alimentos a producir alimentos saludables
3. Intensificar de forma sostenible para aumentar la producción de alimentos de calidad
4. Necesidad de gestión global de la tierra y los océanos
5. Reducir al menos en 50 por ciento la pérdida y el desperdicio de alimentos.

El informe puede ser consultado en español en: https://eatforum.org/content/uploads/2019/01/Report_Summary_Spanish.pdf

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO