Cambio climático

Cambio climático puede provocar enfermedades emocionales y obesidad

Una investigación realizada por la Alianza Australiana de Salud Global (GHAA, por sus siglas en inglés), analiza los efectos del cambio climático en la salud de los habitantes de Asia Pacífico

Teorema Ambiental/Redacción

Los efectos del cambio climático pueden causar enfermedades emocionales, problemas congénitos en los recién nacidos, obesidad, asma, depresión, entre otros problemas, si no se adoptan medidas para hacerle frente, según un estudio publicado por la Alianza Australiana de Salud Global (GHAA, por sus siglas en inglés).

El trabajo analizó los efectos del cambio climático en la salud de los habitantes de Asia Pacífico, en zonas propensas a sufrir desastres naturales y donde hay cultivos afectados por el intenso calor.

“Los hijos de las mujeres que han experimentado un daño, entre moderado y severo por casos objetivamente evaluados y vinculados a las tormentas, sobre todo entre el primer y segundo trimestre de embarazo, han perdido capacidad cognitiva”, señala el documento.

Entre los efectos, en niños de dos años hay pérdida de al menos 14 puntos de coeficiente intelectual, así como un menor vocabulario, mientras que a largo plazo ocasiona deficiencias en el aprendizaje, obesidad y trastornos mentales en la adolescencia.

Además, el aumento del calor puede agravar el riesgo de contraer enfermedades como zika o chicungunya, transmitidas por mosquitos, además de dañar la calidad del aire y el agua, lo cual causaría asma, alergias, neumonía o diarreas.

“No se podrá beber de las fuentes de agua. El cambio climático incluso ha sido vinculado a la depresión”, según el informe.

Mientras que ante un aumento del nivel del mar o los desastres naturales pueden mermar los cultivos y causar un mayor problema de desnutrición entre las poblaciones vulnerables, por lo que alerta que cultivos como maíz, trigo, arroz o soya caerán en al menos un 10 por ciento en 2050.

La investigación también destaca que el aumento de las temperaturas provoca un mayor ausentismo laboral por estrés que, en el caso de Australia le cuesta cada año unos cinco mil 990 millones de dólares.

En otro estudio publicado en 2017, GHAA aseguró que en 2100 una de cada tres personas del planeta estará expuesta a olas de calor extremo suficientes para causar la muerte

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO