Cambio climático

Cambio climático afectará el color azul de los océanos

El aumento de la temperatura altera la población de fitoplancton, un vegetal que “pinta” el agua del océano

Teorema Ambiental/Redacción
En el año 2100 más del 50 por ciento de los océanos habrá cambiado su típico color azul: se intensificarán las regiones azules y verdes, según una investigación realizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicada en la revista Nature Communication.

El calentamiento global está provocando importantes alteraciones en las poblaciones de fitoplancton, un vegetal acuático cuya presencia le da el tradicional color azul.

Los resultados prevén que las zonas azules se vuelvan más azules, reflejando el descenso de los niveles de fitoplancton, mientras que los verdes serán de color más intenso, lo que indicaría una proliferación de especies de fitoplancton.

El color del océano también depende de cómo los rayos de sol interactúan con los componentes del agua. Las moléculas de agua absorben casi toda la luz solar, excepto la parte azul del espectro, lo que se traduce en que las zonas del océano con menos vida se perciben de un azul intenso.

En cambio, el fitoplancton contiene clorofila, que absorbe más azul y menos verde, por lo que las regiones ricas en algas son de un color verdoso.

color-oceanos

Para medir la tonalidad del mar, los investigadores desarrollaron un modelo global que simula el crecimiento e interacción de distintas especies de fitoplancton, y cómo estos variarán a medida que las temperaturas aumenten.

También lograron reproducir la manera en la que el fitoplancton absorbe y refleja la luz y cómo afecta al color de los océanos, teniendo en cuenta el cambio climático.

Además, añadió la posibilidad de estimar las ondas de luz que absorbe y refleja el océano, dependiendo de la cantidad y tipos de organismos en una región determinada.

Este modelo señala que para 2100, el aspecto del planeta se verá alterado. Stephanie Dutkiewicz, la directora de investigación del proyecto, prevé que los cambios entre comunidades de fitoplancton podrían alterar las redes alimentarias que sustentan, lo que considera un problema “potencialmente serio” de biodiversidad.

Sin embargo, Dutkiewicz admite la dificultad que supone determinar si estos cambios se deben al cambio climático o a la variabilidad natural de la clorofila. “Un evento como El Niño o La Niña provocaría un cambio en la clorofila porque varía la cantidad de nutrientes que llegan al sistema”, explica.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO