Cambio climático

Calentamiento global rompe siclos naturales

Debido a que el calentamiento global ha modificado el periodo de nacimiento de las orugas, larva de la cual se alimenta el ave migratoria papamoscas cerrojillo, las poblaciones de esta ave están siendo amenazadas.

Estas aves llegan a Europa después del periodo en que los insectos que les sirven de alimento escasean, según un estudio que aparecerá publicado en la revista científica Nature.

Científicos holandeses estudiaron entre 1987 y 2003 la evolución de las poblaciones de papamoscas cerrojillo negras (Ficedula hypoleuca), un pájaro europeo que inverna en el África subsahariana.

El papamoscas cerrojillo se alimenta sobre todo de orugas. El calentamiento climático ha adelantado el periodo de la eclosión de las orugas, pero los papamoscas cerrojillo no han modificado su periodo de reproducción.

El resultado es que sus polluelos no disponen de la cantidad necesaria de alimentos para garantizar su supervivencia.

Según el autor principal del artículo, Christian Both, del Instituto de Ecología de Holanda, la población local de papamoscas cae en un 90 por ciento cuando se adelanta la eclosión de orugas, mientras que cuando nacen en el período previsto, la reducción de estas aves se limita al 10 por ciento.

Con el tiempo, la mayoría de las aves migratorias se podrían encontrar con las mismas dificultades, advierten los autores.

Fuente: El Norte

Compártelo

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO