Cambio climático

Busca UE establecer un acuerdo mundial sobre cambio climático

La Unión Europea (UE) instó hoy por conducto de su comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, a la comunidad internacional, a iniciar negociaciones para adoptar un acuerdo mundial sobre el cambio climático.

Dimas señaló en un comunicado que llama “a la comunidad internacional a comenzar urgentemente las negociaciones de un amplio tratado mundial contra el cambio climático que sucedería al (protocolo) de Kyoto cuando los objetivos de éste expiren en 2012”.

El comisario Dimas está en Washington hasta mañana para dialogar con altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos y miembros del Congreso sobre las futuras medidas mundiales contra el cambio climático y otros asuntos medioambientales.

Señaló que resulta “crucial” que en estos esfuerzos “participen Estados Unidos y los países responsables de las emisores de gases”, y apuntó que dado que la grave amenaza del cambio climático es mundial, “sólo puede evitarse mediante una respuesta mundial”.

“Me alegra comprobar el rápido aumento del interés que se registra en Estados Unidos por utilizar el sistema de intercambio de derechos de emisión como herramienta clave para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, como estamos haciendo en Europa.”

A un día de cumplirse el segundo aniversario de la entrada en vigor del Protocolo de Kyoto, la CE lo catalogó como “un primer paso y una referencia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Sin embargo, Dimas consideró que son necesarias reducciones “mucho más drásticas” si se quiere evitar que el cambio climático alcance “un grado peligroso con consecuencias catastróficas de orden medioambiental, económico y social para toda la humanidad”.
Según la CE, el nuevo acuerdo ha de negociarse con urgencia, “habida cuenta de las nuevas y alarmantes previsiones sobre el calentamiento del planeta presentadas hace unas semanas por el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático”.

Recordó la propuesta que el Ejecutivo comunitario hizo el 10 de enero, basada en que el conjunto de países desarrollados reduzca sus emisiones antes de 2020 un 30 por ciento respecto a niveles de 1990, y aquellos en desarrollo, “en la medida de su posibilidad”.

“Este audaz objetivo es realizable y asequible, y resulta esencial si queremos tener alguna posibilidad de limitar el calentamiento del planeta a un máximo de dos grados centígrados respecto la temperatura preindustrial”, explicó la CE.

Alertó de que dos grados centígrados es el umbral que la ciencia nos marca como punto a partir del cual el riesgo de cambios irreversibles y posiblemente catastróficos aumenta considerablemente.

Fuente: El Financiero Online, Notimex/APB

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO