Biodiversidad Ecosistemas

UNESCO destaca acciones en Perú para acercar reservas de biosfera a población

De esta manera la gente que vive en estos espacios aprende a valorarlos como algo único para el país y la humanidad

HUARAZ (PERÚ).— Perú logró con diversas acciones acercar a la población que vive en las reservas de biosfera peruanas el valor que tienen estos espacios por unir conservación y desarrollo sostenible, afirmó el responsable de la UNESCO Jorge Ellis.

Ellis, que trabaja en el sector de Ciencias para los países andinos dentro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), participó en un encuentro sobre la gestión de reservas de biosfera de Perú celebrado en la ciudad norteña de Huaraz.

Ellis destacó que en Perú se ha introducido el concepto de reserva de biosfera en diferentes planes de estudios de las escuelas.

Así, los niños que viven en estos espacios aprenden a valorarlos como algo único para el país y la humanidad, al tiempo que consiguen diferenciar los diversos ámbitos concentrados en ellos.

Desde que en la década de 1970 se creara el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO, 551 sitios han sido reconocidos como reservas de biosfera en un total de 107 países.

Sólo en Perú existen tres: Huascarán, Manu y Reserva de Biosfera Noroeste, todos ellos reconocidos en 1997, si bien una nueva, la de Oxapampa-Asháninka-Yanesha, está en proceso.

A juicio de Ellis, los países andinos como Perú pueden aportar muchísimo más al programa MAB, ya que en esta subregión americana la temática indígena cobra especial relevancia.

Los desafíos más importantes a los que se enfrenta la zona andina, explicó, son el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, pero también están los procesos de urbanización, el avance de la frontera agrícola, la deforestación y los cambios en los usos de la tierra.

En el caso de Perú, Ellis valoró que la red de reservas de biosfera cuente con “todo el apoyo ministerial” y que se empiecen a implantar iniciativas de compensación económica como, por ejemplo, el pago por los servicios ambientales.

“Por suerte no hay una sola receta” para gestionar las reservas, dijo Ellis, quien, sin embargo, se mostró confiado en llevar una postura común de los países andinos a la conferencia iberoamericana de reservas de biosfera que tendrá lugar en México el próximo noviembre.

Por otro lado, la encargada de la secretaría del MAB en Perú y especialista en áreas protegidas, Rosario Barrera, afirmó que talleres como el organizado en Huaraz permiten conocer e intercambiar todo tipo de experiencias en los ámbitos nacional e internacional.

En su opinión, Perú está mejorando en el manejo de los pastos, en el trabajo conjunto que realizan las reservas de biosfera y en la gestión de comités que poco a poco van asumiendo más responsabilidades.

Estos espacios protegidos no cuentan con una fuente de financiación propia. Por el contrario, son financiados de forma voluntaria por medio de distintas instituciones como la UNESCO, el Banco Mundial y la cooperación alemana, española o japonesa.

A pesar de todas las dificultades, Barrera consideró que el proyecto va por buen camino: se constituyen grupos voluntarios en las distintas reservas para trabajar en conservación y desarrollo, se intensifican las relaciones con la red mundial establecida por la UNESCO y, ante todo, las comunidades locales comienzan a involucrarse en el proyecto.

Fuente: Noticias Yahoo

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO