Biodiversidad

Rana extinta vuelve a la vida

Científicos han avistado a una espectacular rana suramericana que se pensaba se había extinguido hace una década.

La rana pintada habita solamente en una pequeña región de Colombia y la última vez que se vio un ejemplar fue en 1995.

Los conservacionistas creían que la especie se había extinguido, principalmente por una enfermedad de hongos llamada quitriodiomicosis, que ha causado un daño enorme a muchas especies.

El equipo que llevó a cabo el “redescubrimiento” afirma que esta novedad alimenta esperanzas de que otros anfibios también sobrevivan al ataque de los hongos.

La quitriodiomicosis es la principal razón detrás de la reducción mundial del número de anfibios, que ha puesto a un tercio de las especies en peligro de extinción.

Se cree que la rana pintada (Atelopus ebenoides marinkellei) habita sólo en la región Boyacá, en Colombia. Pertenece a una familia que incluye varias especies conocidas como las ranas arlequín.

La importancia científica del descubrimiento nos tiene que motivar a tomar medidas urgentes para salvar a los últimos de estos anfibios, dijo Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservation International en Colombia.

“Parece que el número de ejemplares se ha reducido drásticamente, y posiblemente haya desaparecido.”

Ahora, sin embargo, ha vuelto a aparecer y fue vista a comienzos de mayo por el profesor Carlos Rocha y un equipo de investigadores de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC).

Los anfibios son uno de los grupos de organismos más amenazados del mundo. Su piel absorbe fácilmente a los contaminantes, sus hábitats están siendo reducidos por la expansión humana, y algunas especies son cazadas.

Pero la principal amenaza es la quitriodiomicosis, una enfermedad muchas veces fatal causada por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis.

En este sitio clave de diversidad anfibia que incluye partes de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, 42 de las 113 especies de Atelopushan han experimentado caídas en la población de hasta 50 por ciento.

El año pasado, una coalición de grupos conservacionistas adoptaron el Plan de Acción de Conservación de los Anfibios, un proyecto global que tiene como objetivo reducir la pérdida de especies.

Tan grave era la situación, concluyeron, que algunas especies no se conservarían en el ámbito salvaje. La única opción era criarlas en cautiverio, pese a los enormes gastos que ello implica.

Pero el redescubrimiento de la rana pintada, según Conservation International, da lugar a expectativas de que otras especies, que también probablemente habían sucumbido a la quitriodiomicosis, podrían estar todavía aferrándose a una existencia precaria, o quizá desarrollando resistencia al hongo.

Fuente: BBC

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO