Biodiversidad

México firma Declaración Voluntaria de Líderes por Naturaleza y Personas

Los participantes firmaron la “Declaración Voluntaria de Líderes por la Naturaleza y las Personas”, donde se comprometen a 10 acciones para revertir la pérdida de biodiversidad al 2030

Teorema Ambiental/Redacción

Ciudad de México, 1 de octubre de 2020.- Un total de 71 países de diferentes partes del planeta, así como la Unión Europea, respaldaron una declaración para hacer un llamado urgente a revertir la pérdida de biodiversidad para el año 2030 y promover el desarrollo sostenible.

En el acto de lanzamiento participaron jefes de Estado y de gobierno, ministros y representantes de alto nivel de organizaciones de la sociedad civil y el sector privado. Por México, participó la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería, Martha Delgado Peralta.

Como parte de los eventos preparatorios para la Cumbre de Biodiversidad de las Naciones Unidas, que se celebró este miércoles, como parte del 75º periodo de sesiones de la Asamblea General, este lunes tuvo lugar el evento paralelo de “Líderes por la Naturaleza y las Personas”, convocado por la Unión Europea y los gobiernos de Costa Rica, Belice, Colombia, Bután, Kenia, Finlandia, Seychelles y Reino Unido, así como el Secretariado del Convenio sobre la Diversidad Biológica y organizaciones como World Wildlife Fund (WWF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el evento, los participantes firmaron la “Declaración Voluntaria de Líderes por la Naturaleza y las Personas”, con la que se comprometen a realizar diez acciones urgentes para revertir la pérdida de biodiversidad al año 2030:

  1. Poner a la biodiversidad, el clima y el medio ambiente al centro de las estrategias e inversiones para la recuperación de la pandemia por covid-19.
  2. Desarrollar e implementar cabalmente un Marco Global para la Biodiversidad Post-2020, que sea ambicioso y transformador.
  3. Redoblar esfuerzos para atender de manera interrelacionada e interdependiente los retos de pérdida de biodiversidad, deforestación, desertificación, contaminación, cambio climático, y degradación de la tierra, el agua y el océano.
  4. Transitar hacia patrones sostenibles de producción y de consumo, y hacia sistemas alimentarios sostenibles, que permitan satisfacer las necesidades de las personas, respetando los límites planetarios.
  5. Elevar la ambición de las políticas climáticas domésticas, las Contribuciones Nacionalmente Determinadas y las estrategias de largo plazo, y alinearlas con el Acuerdo de París y el objetivo de neutralidad de carbono para mediados de siglo.
  6. Erradicar crímenes ambientales, como el tráfico ilegal de especies, que impiden los esfuerzos para combatir la degradación ambiental, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático, y que ponen en riesgo la seguridad, el Estado de derecho, los derechos humanos, la salud pública y el desarrollo social y económico.
  7. Integrar la biodiversidad en las políticas sectoriales y transversales relevantes a todos los niveles, incluyendo sectores clave como el forestal, la agricultura, la pesca, la generación de energía, el turismo, la infraestructura, las industrias extractivas y el comercio.
  8. Integrar el enfoque de “Una sola Salud” en las políticas relevantes y procesos de toma de decisiones relacionados con la salud y la sostenibilidad ambiental.
  9. Fortalecer los medios de implementación financieros y no financieros, para transformar y reformar los sectores económicos, y asegurar el bienestar de las personas y el planeta.
  10. Adoptar un enfoque basado en ciencia para el diseño y la implementación de políticas públicas, y reconocer el papel crucial del conocimiento tradicional en la lucha contra la degradación de los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático. Además, involucrar a todos los actores de la sociedad, incluyendo a los pueblos indígenas y las comunidades locales, las personas defensoras de los derechos humanos, los gobiernos y autoridades locales, las mujeres, la juventud, la sociedad civil, el sector privado y la academia.

La representante mexicana reafirmó el compromiso del gobierno federal para adoptar un Marco Global Post-2020 ambicioso, que reconozca a la naturaleza como parte de un patrimonio biocultural, indivisible de las prácticas y conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas, y que promueva una distribución más justa de los beneficios que derivan de su aprovechamiento.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO