Biodiversidad

Hallan en Indonesia un nuevo Edén

Hace más de 25 años, Bruce Beehler, experto en aves del paraíso, empezó a planear un viaje a las montañas Foja de Nueva Guinea. En noviembre pasado finalmente llegó ahí… y la espera valió la pena.

En una expedición de un mes, lo que biólogos denominan viaje de campo de evaluación rápida (RAP, por sus siglas en ingles), él y sus colegas hallaron lo que describieron como evidencia de decenas de plantas y animales de los que no se tenían reportes previos. Sus hallazgos incluyen ranas, cuatro especies de mariposas y varias plantas nuevas, entre otras.

Beehler no descubrió una nueva ave del paraíso, pero sí lo que considera una nueva especie de ave, un comemiel. Y la expedición encontró el sitio de procreación de una especie de ave del paraíso que había sido documentada hace más de 100 años, de manera no muy científica, indicó Beehler, y luego quedó más o menos perdido para la ciencia.

«Éste es el lugar más rico en especies de aves de Nueva Guinea en el que he estado», señaló Beehler respecto de las montañas Foja. «Y eso es mucho decir», remató.

Entre las especies descubiertas figura un pájaro que se alimenta de miel; un ave del paraíso que fue avistada por primera vez en el siglo XIX y se creía extinguida; un canguro que vive en los árboles nunca visto antes en Indonesia, o una rana enana de menos de 14 milímetros de longitud.

El coordinador de programas de Conservation International Indonesia, William Marthy, declaró que en total han sido descubiertas más de 50 especies, pero que será necesaria su revisión antes de que sean aceptadas oficialmente.

Marthy reconoció que este proceso podría extenderse durante años, lo que no impide que el equipo planee ya nuevas incursiones en la región.

Colin Poole, director del Programa Asia de la Sociedad para la Conservación de la Fauna (WCS, por sus siglas en inglés) —organización que administra el zoológico del Bronx— dijo que no era una sorpresa que especies no conocidas sean identificadas en esa región, la cual describió como «una gran área de bosques que en términos científicos ha sido explorada de manera relativamente reciente».

Y añadió: «El hecho de que los científicos puedan encontrar nuevas especies todavía significa que siguen existiendo áreas silvestres con cosas que aún no entendemos.»

Sobre todo, señaló Beehler, el equipo RAP, también encabezado por Stephen Richards, del museo de Adelaida en Australia, registró 215 especies de pájaros en la cadena montañosa de la cuenca de Mamberamo, en la costa norte de Nueva Guinea.

El área es parte de Indonesia, y la expedición fue patrocinada por el Instituto Indonesio para la Ciencia y Conservación Internacional, una organización de investigación y conservación cuya vicepresidencia para Melanesia es ocupada por Beehler. La expedición fue también financiada por varias organizaciones, incluyendo la National Geographic Society.

La región es un «gran generador de biodiversidad», dijo, y los investigadores esperan que su trabajo ayude a los científicos a conocer el modo en el que se desarrollaron las especies de ese lugar.

En tanto, señaló, los investigadores trabajarán con colegas científicos y funcionarios del gobierno de Indonesia para organizar otra expedición.

Beehler comentó que el área de estudio casi se pierde a mediados de los noventa, cuando se presentó una propuesta para construir una represa en el río Mamberamo e inundar la cuenca entera. Sin embargo, la crisis financiera de Asia llevó a la suspensión del plan.

El científico señaló que es importante trabajar con las comunidades de la región para que puedan conservar los recursos de los que dependen al tiempo que generan un desarrollo sustentable para el área.

Cuando se trata de nuevas especies, dijo, «el desafío no es encontrarlas, sino encontrar el modo de protegerlas. Cuando las encontremos, será cuando comience nuestra labor, trabajar con el gobierno para decir, ‘¿Cómo podemos ayudarles a proteger estas áreas?’».

Fuente: El Universal/The New York Times

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO