Biodiversidad

Gobierno de Camboya prohíbe paseos turísticos en elefantes

En 2016, uno de ellos murió después de transportar turistas alrededor del complejo del templo de Angkor Wat, en Camboya, en un clima extremadamente caluroso

Teorema Ambiental/Redacción

Nom Pen, Camboya, 30 de diciembre de 2019.— Los paseos en elefante son una atracción turística común en algunos países del sureste asiático como Camboya, Vietnam, Laos o Tailandia. Sin embargo, es una práctica que ha sido denunciada por diferentes organizaciones defensoras de animales debido a que incluye muchas veces un entrenamiento que llega a ser cruel, además de condenarlos a un trabajo esclavizante para el resto de sus vidas.

En 2016, uno de ellos murió después de transportar turistas alrededor del complejo del templo de Angkor Wat, en Camboya, en un clima extremadamente caluroso. El animal llevaba trabajando unos 45 minutos cuando cayó fulminado. A partir de ese momento, finalmente se logró que el gobierno de ese país prohibiera el uso de estos animales en la zona arqueológica ubicada en la ciudad de Siem Read.

La protesta para detener esta práctica acumuló 14 mil firmas en solo 48 horas después de que otro elefante falleciera por el exceso de trabajo.

Pero el Comité del Grupo de Elefantes de Angkor anunció que el cambio recién llegará en 2020, cuando los animales sean transferidos a un centro de conservación. La medida fue anunciada a finales de noviembre.

Se estima que existen unos 70 elefantes domesticados en Camboya. Los expertos contabilizan unos 500 en estado salvaje, incluyendo 110 que viven en el Santuario de Vida Silvestre Keo Seima y casi 200 en las montañas Cardamomo.

La realidad es que el número de elefantes salvajes en Camboya en esta región ha disminuido por los efectos de la caza ilegal, la destrucción de hábitats y el conflicto entre los animales y las personas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO