Biodiversidad

Fuerte terremoto sacude a Irán y Pakistán; hasta el momento son 46 los muertos

En Irán los daños humanos fueron mínimos, Pakistán fue quien sufrió las consecuencias del movimiento terrestre

Islamabad.— La tragedia volvió a golpear al empobrecido territorio fronterizo entre Irán y Pakistán. Un fuerte terremoto de 7.8 grados de magnitud en la escala Richter sacudió el día de ayer la región, derrumbó las humildes viviendas de varias aldeas y dejó cerca de medio centenar de muertos.

“Es el más potente en el país desde 1957”, afirmó Mehdi Zareh, director del Centro Sismológico iraní, cuyo equipo ubicó el epicentro del sismo en una zona semidesértica de la provincia de Sistán y Baluchistán, en Irán. Los expertos señalaron que duró entre 15 y 20 segundos y que se produjo a una gran profundidad, lo que evitó que causara más daño.

Si bien el terremoto ocurrió en suelo iraní, no provocó víctimas allí porque el lugar está muy poco habitado. Por el contrario, en Pakistán causó la muerte de al menos 46 personas y otras 150 resultaron heridas tras derrumbarse un centenar de viviendas en la aldea de Zawat, provincia de Baluchistán, al suroeste del país.

Efectivos del ejército participan en las tareas de rescate junto a equipos de salvamento, aunque tienen dificultades para llegar a las zonas afectadas porque se encuentran bastante aisladas.

El sismo tuvo tal fuerza que repercutió en las grandes ciudades de Pakistán, como Islamabad, la capital, y sobre todo en Karachi, donde muchas personas huyeron aterrorizadas de los edificios cuando comenzaron los cimbronazos.

También lo sintieron varios países del Golfo Pérsico, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein, Omán y el este de Arabia Saudita. En los Emiratos, las torres de oficinas de Dubai y varios edificios en la costa tuvieron que ser evacuados.

Éste fue el segundo gran terremoto del mes en Irán. El pasado 9 de abril hubo otro de magnitud 6.1 en una zona rural del sur, al lado del Golfo Pérsico, y provocó casi 40 muertos y más de 800 heridos. Irán está situado sobre varias fallas sísmicas y sufrió numerosos terremotos devastadores a lo largo de su historia.

El más mortífero de los últimos años mató a 26 mil personas en Bam, al sur del país, en 2003. Recientemente, en agosto de 2012, dos temblores de magnitudes 6.3 y 6.4 dejaron 306 muertos cerca de la ciudad de Tabriz.

Fuente: Clarín

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO