Forestal

Profepa devuelve cargamento de árboles de Navidad a EEUU por traer plaga

Tres envíos de árboles provenientes de Oregón, fueron regresados luego que se detectó presencia de diversas plagas como picudos, gorgojos, moscas agalleras, palomillas y avispas

Teorema Ambiental/Redacción

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que evitó el ingreso de tres mil 865 pinos de Navidad con diversas plagas, que pretendían entrar por la aduana de Mexicali, Baja California, provenientes de Estados Unidos.

En un comunicado, la dependencia federal indicó que se devolvieron tres cargamentos de manera voluntaria, provenientes del estado de Oregón:

Un primer cargamento contenía dos mil 135 árboles, un segundo tráiler con mil 30 ejemplares, y un tercero con 700 unidades.

Desde el 5 de noviembre y hasta la primera semana de diciembre, la Profepa instrumenta el Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad para evitar un riesgo fitosanitario para los bosques mexicanos, por la posible introducción de plagas de importancia cuarentenaria.

arboles-plaga

En la temporada 2017, la Profepa verificó 645 mil 937 pinos de Navidad en las inspectorías ubicadas en los estados de Baja California, Sonora, Tamaulipas y Nuevo León, de los cuales se regresaron 15 mil 621 (2.41 %), pues contenían insectos conocidos comúnmente como picudos, gorgojos, moscas agalleras, palomillas y avispas.

La inspección aleatoria se realiza en nueve puntos fronterizos del país: de Baja California (Mexicali y Tijuana), Coahuila (Piedras Negras), Chihuahua (Zaragoza), Nuevo León (Colombia), Sonora (San Luis Río Colorado y Nogales) y Tamaulipas (Reynosa y Nuevo Laredo).

En esta temporada 2018, las plagas se detectaron en pinos de las especies Douglas fir (Pseudotsuga mensiezii) y abeto noble (Abies procera).

Como parte del procedimiento se tomaron muestras de los insectos y larvas, que fueron enviadas al Laboratorio Nacional de Referencia Forestal con que cuenta la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para determinar su peligrosidad.

No obstante, los propietarios de los árboles dieron aviso a la Profepa de su decisión de retornar los árboles a Oregón, Estados Unidos.

Las revisiones incluyen embarques de madera tarimas, plantas e incluso muebles, para evitar que contengan insectos, larvas o cualquier otro organismo vivo que pudiera reproducirse en nuestros bosques creando desequilibrio en los ecosistemas o acarreando problemas fitosanitarios difíciles de controlar.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO