Forestal

Incendios urbanos son más dañinos que los sismos

En un año se registraron más de 29 mil siniestros en el país y ocasionaron la muerte de 700 personas, con pérdidas económicas por 5 mil millones de pesos

Teorema Ambiental/Redacción

Menos espectaculares y poco tomados en cuenta, los incendios urbanos son más perjudiciales que los sismos o los huracanes, pues a diferencia de estos fenómenos, se presentan con mayor frecuencia. Tan solo en 2016 hubo más de 28 mil incendios urbanos en el país y cobraron la vida de alrededor de 700 personas.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), las pérdidas económicas reportadas por estos fenómenos, son de alrededor de cinco mil millones de pesos anuales, y solo el 6 por ciento de las empresas afectadas cuentan con un seguro. En materia ambiental no se cuenta con estadísticas; sin embargo, un incendio arroja grandes cantidades de dióxido de carbono equivalente (Co2e) a la atmósfera.

Según datos proporcionados por la Fundación Michou & Mau para Niños Quemados, cada semana se reciben al menos dos solicitudes de atención a niños con quemaduras en peligro de vida. El costo de la rehabilitación por las secuelas y la recuperación de cada paciente hasta cumplir 18 años rebasa el medio millón de dólares.

Por ello, el Consejo Nacional de Protección Contra Incendio (Conapci) y la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (Amraci) buscan crear conciencia del peligro que representan estos fenómenos en casas habitación, escuelas, edificios públicos, oficinas y centros de trabajo.

David Morales, presidente de Conapci, señaló que las principales causas de los incendios son: descuidos humanos, instalaciones en mal estado, cortocircuitos, un inadecuado mantenimiento de equipos y cables eléctricos y de gas, así como el uso de materiales de construcción altamente flamables.

Muchas de las conflagraciones, señaló, pudieron evitarse, pero desgraciadamente no estamos preparados ante una situación que pone en riesgo nuestra seguridad y regularmente “pensamos que eso no me pasará a mí”, pero desafortunadamente estos siniestros han ido en aumento de forma gradual en un 10 por ciento cada año, ocasionando un gran impacto a la sociedad, explicó.

Por su parte, el presidente de Amraci, Juan José Camacho, dijo que es necesario el fortalecimiento y actualización del marco normativo de seguridad humana y protección contra incendios, a fin de contar con leyes más estrictas que prevean la instalación obligatoria en edificios públicos y de mucha concurrencia, de equipos de prevención y protección contra incendios; impulsar la capacitación y certificación de personal médico en atención especializada del paciente quemado y recomendar en las nuevas construcciones el uso de materiales retardantes al fuego.

Ambos invitaron a la población a crear una cultura de prevención y protección para reducir la pérdida de vidas, el impacto social y económico que provocan los incendios para evitar tragedias futuras causadas por estos.

Además, entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre próximo, se realizará la 5ª Campaña Nacional de Protección Contra Incendios.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO