Forestal

Incendios forestales han consumido más de 1 millón 200 mil ha en 2 años

Las entidades más afectadas por incendios fueron: Chiapas, Jalisco, Sonora, Durango y Baja California

Teorema Ambiental/Redacción

Entre 2017 y 2018, los incendios forestales han consumido 1 millón 214 mil 523 hectáreas de bosques en México en 16 mil incendios, según estimaciones de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), esto equivale a mil 792 veces la superficie del Bosque de Chapultepec, el pulmón más importante de la Ciudad de México.

Las entidades más afectadas por incendios fueron: Chiapas, Jalisco, Sonora, Durango y Baja California, con una superficie perdida de más de 786 mil hectáreas en conjunto.

El 2018 fue un año en el que hubo menos incendios respecto al año anterior. Sin embargo, estos dos años han sido en los que se han presentado más afectaciones en las últimas dos décadas, solo superados por 1998 y 2011.

Como normalmente ocurre, el 99 por ciento de los incendios forestales son provocados por actividades humanas: como fogatas, cultivos ilícitos, quema de basureros, etc.

La temporada de estiaje se divide en dos periodos en nuestro país, que son los periodos de tiempo más susceptibles para los bosques, respecto al fuego: enero y junio, que afecta principalmente a las zonas centro, norte, noreste, sur y sureste del país; mientras que la segunda temporada afecta a la zona noroeste entre mayo y septiembre.

Además de la pérdida de vegetación y la afectación al hábitat de miles de especies animales y vegetales, los árboles dejan de absorber dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y, al contrario, liberan grandes cantidades de este gas. Asimismo, el fuego mata a las bacterias que ayudan a degradar la materia orgánica y la reintegran al suelo, lo que favorece la erosión.

La mejor forma de combatir este problema es mediante la prevención y la detección temprana de fuentes de fuego.

Por ejemplo, la región de Galicia, España, invirtió en 2018 más de 192 millones de euros para prevenir y combatir incendios, especialmente para la implementación de nuevas tecnologías, con lo que esperan reducir más de 60 por ciento la superficie afectada por este fenómeno.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO