Biodiversidad

FGR rescata a cerca de una centena de loros privados de su libertad

Se trata de 106 ejemplares de la especie loros corona lila (Amazona finschi), que fueron asegurados en el puerto de Mazatlán; siete de ellos murieron

Teorema Ambiental/Redacción

Mazatlán, Sinaloa, 28 de enero de 2020.— La Agencia Primera Investigadora de la Fiscalía General de la República (FGR) en Sinaloa logró el aseguramiento de 106 ejemplares de loros corona lila (Amazona finschi), que habían sido sustraídos de manera ilegal de su entorno natural en el puerto de Mazatlán.

Para su adecuado manejo, la FGR solicitó la intervención de personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que realizó un dictamen técnico pericial, el cual arrojó que siete de estas aves murieron a causa del manejo realizado por los presuntos delincuentes.

Posteriormente, la FGR solicitó a la Profepa el cambio de custodia y traslado de los ejemplares a una Unidad de Manejo y Conservación de Vida Silvestre (UMA) autorizada para la salvaguarda, reintegración y posterior liberación de estos ejemplares a su hábitat natural.

Tras recibir las aves, personal de Profepa determinó que los ejemplares estaban estresados por el hacinamiento. Además, se percataron que presentaban cortes en las plumas de las alas para impedirles el vuelo.

En consecuencia se determinó mantenerlos en cuarentena en un ambiente confortable y con los cuidados correspondientes. Posteriormente serán enviados a la UMA “Nuestra Señora”, ubicada en la comunidad de Mineral de Nuestra Señora, municipio de Cósala, donde serán atendidos adecuadamente y preparados para ser reintegrados al medio silvestre, luego que la Profepa agilizará la coordinación con otras instancias para programar su liberación en un lugar adecuado.

Esta variedad de loros está catalogada como en peligro de extinción (P) en la Norma Oficial Mexicana NOM–059–SEMARNAT-2010, así como en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Pero en general, todas las especies de loros están protegidas por las leyes mexicanas, así como en la CITES debido a que sus poblaciones han disminuido en los últimos años a consecuencia de la destrucción de su hábitat y de la extracción ilegal de ejemplares para su comercialización como mascotas.

Suscribete al Boletin

PAÍSES QUE NOS ESTÁN VIENDO